Páginas vistas en total

jueves, 24 de febrero de 2011

UN AÑO DESPUÉS

Un año después de la primera riada de 2010, la situación no ha cambiado ni un ápice. Seguimos con el lodo hasta arriba, ya que solo limpian las zonas turísticas y se pelean entra la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento para ver quién se responsabiliza de limpiar el cauce del río y retirar el lodo. Menudo ejemplo de debate y de civismo están mostrando las administraciones a los ciudadanos, en vez de ponerse de acuerdo y solucionar el problema que afecta tanto al Casco Histórico y Urbano como a los parcelistas.

            Desde la Plataforma consideramos que limpiar continuamente el lodo es tirar el dinero en el río, cuando se podrían hacer informes técnicos y tomar las medidas adecuadas para evitar las inundaciones que provocan desde la Agencia Andaluza del Agua.

            Ahora que se acercan las elecciones escuchamos continuas promesas típicas como “vamos a hacer tal….”, “queremos crear cual…” “prometemos solucionar esto otro…”, sin embargo, a menudo somos testigos de sus engaños, pues no cumplen con sus palabras cuando se sientan en el poder y olvidan a quienes le han puesto ahí, se preocupan de sus propios intereses y “la culpa de todo siempre la tienen otros”, incluso sus votantes.

            Podemos observar que los pantanos siguen estando por encima de los límites recomendados para garantizar la seguridad del ciudadano en plena temporada de lluvias. La Agencia Andaluza del Agua demuestra todavía que para ella es más importante almacenar agua y el consecuente interés económico que supone los ingresos que obtendrán con la venta del excedente de agua a los agricultores, estaciones hidroeléctricas e incluso a los ciudadanos consumidores ¿Qué ocurriría si lloviera copiosamente, hubiera que vaciar los pantanos basándonos en los episodios anteriores del mes de febrero del año pasado y anterior mes de diciembre? Lamentablemente la Agencia Andaluza del Agua se ha limitado a despreocuparse de las consecuencias de soltar el agua contenida en los pantanos en momentos críticos de lluvia, actuando al límite para no perder la capacidad de agua acumulada anteriormente  y que recuperan durante las mismas precipitaciones. Esto declara, mediante su gestión, que no les importan la consecuente inundación que provoca con tal de no perder “su agua” y mantener la “hucha llena”.

            Una previa consulta al Instituto Meteorológico puede prevenir una catástrofe similar, si se utiliza la información para gestionar adecuadamente los pantanos y precavidamente soltar el agua progresivamente, antes de las precipitaciones, por presa y prioridad,  aunque eso suponga bajar la cota de los pantanos y peder un pequeña cantidad del agua que probablemente recuperen con las precipitaciones sin provocar una inundación tras otra. Teniendo en cuenta que una limpieza adecuada del cauce fluvial  garantizaría una libre circulación del agua, esta medida de precaución evitaría el desbordamiento del río. Por el contrario, las continuas inundaciones y la falta de tomar dichas medidas, provocan que se desvíe el cauce del río, se creen islotes y nuevas zonas inundables, que el río crezca en anchura en vez de en profundidad, lo que también supone una pérdida de terreno. Sin embargo, en vez de responder a la lógica aquí descrita, se limitan a pronunciar frases que suenan como eslóganes publicitarios, tales como “ el río es una fuerza viva que va cambiando de curso con el tiempo” lo cual me deja en estado atónito.

            Observamos como en el casco urbano, a lo largo de la historia, se han llevado a cabo medidas que han hecho navegable el río y garantizado la seguridad de los ciudadanos construyendo diques, canalizando el río en algunos de sus tramos o afluentes, y han creado toda una parafernalia turística muy rentable para las administraciones y negocios que se lucran de este sector. Desgraciadamente, la mayoría de los afectados por las inundaciones no somos foco de dicho turismo y parece ser que tampoco de dicho progreso que garantice nuestra seguridad con tales medidas.

            A menudo escuchamos como nos tratan como ciudadanos de 2ª, e incluso, 3ª categoría, parece que en un Estado de Derecho, somos carentes de estos, pues tenemos que ver como se lucha por otros sectores sociales sobre la ilegalidad de su situación mientras a nosotros nos tratan como “sin papeles” y nos culpan de ello. Nosotros, aquellos a los que se consideran ciudadanos de de 2ª y 3ª, que tenemos las mismas obligaciones que el resto, somos quizás más conscientes de la necesidad de mantener el entorno natural limpio y cuidado, pues vivimos en dicho entorno, y a menudo, individuos inconsciente y no educados en esta limpieza y pulcritud, nos han obligado a ser nosotros mismos los que retiremos la basura que se deposita en las inmediaciones del río o se arroja al mismo, lo que afecta aún más las consecuencias de las inundaciones. Aunque esto sería abrir un debate sobre civismo y consciencia social sobre la necesidad de mantener limpio, al menos y como mínimo, el entorno natural.

            Nuestra experiencia viviendo en la actuales zonas inundadas, que no inundables, permiten que podamos decir que hemos sido testigos de habernos podido bañar, pescar e incluso beber de los veneros que afloraban por doquier en la orilla del río, donde había un agua nítida y limpia, hemos crecido sabiendo respetar el medio ambiente y hemos sido víctima de ver como se ha ido contaminando día a día por fabricas, almazaras, entres otras industrias,… nuestra anterior agua limpia y transparente. El agua se ha obstaculizado en algunas zonas del cauce del río, con instrumentos rudimentarios para beneficio de subestaciones eléctricas, lo que ha evitado que ésta siga su curso fluvial natural y desviándolo, provocado la muerte de numerosos peces en el momento de desovar a contracorriente.

            A su vez, numerosas empresas han ensuciado el río con escombros y han dañado el ecosistema de la zona, provocando el derribo de algunos árboles que han estorbado el trabajo de las graveras, el agua se ha ido pintando de oscuro y cubierto de una película grasienta que despierta dudas sobre su potabilidad. La contaminación es tan evidente que ni el baño ni la pesca son seguros, e indudablemente beber, entre otras cosas porque no hay veneros ¿a quién culpamos de todo esto, puede que a nosotros o a las administraciones?,  ¿a quién corresponde cuidar el río?

            En los comentarios que aparecen en algunos medios de comunicación vemos como se refieren a los parcelistas de una manera despectiva, da la sensación de que somos chabolistas o marginados sociales y no lo que  en verdad somos. Las ciudades crecen y se crea una necesidad de suelo para vivir y habitar, algo similar al histórico éxodo rural, solo que ahora ocurre en la periferia de la ciudad, se ha experimentado una creciente necesidad de suelo consecuencia del crecimiento de la población. Sin embargo, la situación ilegal de los parcelistas no afecta únicamente  a un puñado de viviendas, sino que integra a grandes núcleos de población, lo cual no se crea de un día para otro.

            Por parte de las autoridades competentes en la materia, “se ha ido dejando hacer” hasta nuestros día, sin embargo, la visión de muchos ciudadanos es que el propio parcelista tiene la culpa de su situación. Muchas de estas parcelas han pagado el I.C.O.,  el I.B.I., además de otras contribuciones, como el resto de ciudadanos ¿de quién será la  culpa entonces? El número de habitantes de la periferia ya es el segundo núcleo más poblado de Córdoba, con más de 50.000 hab., que llega a superar a Lucena, por lo que queda constatado que nos somos un asentamiento marginal.

            Si por parte de las administraciones no han sabido o se le han ido de las manos la Ordenación del Territorio, solo ellos son los culpables y responsables. Por lo tanto, exigimos de las administraciones un compromiso a corto y medio plazo para regularizar nuestra situación de ilegalidad de las zonas afectadas y garantizar la seguridad y prevención de inundaciones.

            Nos consideramos ciudadanos de 1ª: médicos, maestros, abogados, ingenieros, funcionarios, empresarios, autónomos, licenciados y trabajadores de todos los oficios, que luchamos todos los días `por hacer de nuestra ciudad la mejor, y nos sentimos orgullosos de ser ciudadanos de 1ª.

martes, 22 de febrero de 2011

DEBATE DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS SOBRE LA SITUACIÓN DE LOS PARCELISTAS


Para IU y PSOE, según podemos leer en este artículo cuyo enlace está sobre estas líneas, el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)ya establece lo suficiente sobre que parcelaciones son regulables y cuales no. Esto lleva a que no se mojen sobre el debate de regularizar o derribar, mientras que PP considera que se debe regularizar aquellas parcelaciones fuera de la zona inundable. 

Para Ocaña, considera que ya se ha debatido suficiente y que ir en contra del PGOU es hacerlo en contra de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía, por lo que «si alguien pretende otra cosa que no sea lo que indica el Plan tendrá que empezar cambiando las leyes andaluzas». Este es el principal precepto para negarse a debatir sobre la regularización frente a los derribos.

Mientras tanto, el candidato del PSOE para la alcaldía de Córdoba dice que desde el Ayuntamiento se han puesto en marcha medidas tanto para el realojo en alquiler o la opción de poder entrar en un concurso para una VPO a cambio de derribar su actual vivienda, que tiene un coste de unos 12.000 euros. «Una medida a la que apenas hay familias que se hayan acogido» me pregunto si se debe a que la mayoría de las familias no disponen de este dinero además de haberlo perdido todo.

Nieto, candidato para la alcaldía del PP, considera que la medida menos traumática sería la regularización de las parcelas una vez aplicadas las medidas que sean necesarias para evitar que esos terrenos sean inundables. En este caso, se menciona una de las reivindicaciones de nuestra Plataforma, claro que, esperamos, que esas medidas sean aprobadas por los afectados y suficientes para evitar que vuelva a producirse una inundación. Nieto dijo: «Creo que siempre que haya una posibilidad de evitar las inundaciones, hay que explorarlas y, una vez que se eviten y ese suelo deje de ser inundable, se abre la posibilidad de que pueda producirse una regularización», esperemos que sea cierto y no solo campaña política.

Tanto Nieto como Ocaña consideran que la Agencia Andaluza del Agua es responsable de que las parcelaciones en zona inundable sigan siéndolo, ante su falta de calidad en la gestión de los pantanos y su enificacia en la administración de los mismos. Ocaña opina que si la Agencia Andaluza del Agua dejara de provocar inundaciones, las parcelaciones anegadas dejarían de ser inundables y pasarían a ser regularizadas. Sin embargo, ante las viviendas muy cercanas al Guadalquivir, 14 de las cuales han sido precintadas, Ocaña dice: «habría que buscar un entendimiento con los vecinos para trasladarlos de esa zona tremendamente peligrosa, porque es un grave riesgo real para niños o mayores que se juegan la vida al quedarse a vivir allí».

Nieto piensa que el problema erradica de no hacer nada y de no tomar una medida que termine con este problema, lo cual invita a que vuelva a ocurrir.

jueves, 17 de febrero de 2011

Defunción de la Hidrográfica del Guadalquivir

En los próximos días se va a materializar un nuevo disparate del gobierno de la nación, que en su irresponsable concepción de la integridad de competencias del Estado y despreocupado ante la rapiña e insaciable avidez competencial de los gobiernos autonómicos, se desprenderá de una competencia constitucional exclusiva del Estado, en este caso en el marco de la política del agua, con el troceamiento y trasferencia de parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, a la Junta de Andalucía. 
 
La Junta de Andalucía gobernada desde siempre por el PSOE, con la complicidad en este caso del PP y de IU, aprobaron el nuevo Estatuto de Andalucía ante la indiferencia de la población de Andalucía y el nuevo Estatuto, a la espera de su consagración o rectificación por el oportunista Tribunal Constitucional, estableció en contra claramente de la Constitución Española de 1978, la transferencia de las competencias hidrológicas del Estado en la Cuenca del Guadalquivir a la Junta de Andalucía, en lo que abarcara el territorio de Andalucía, ignorando y despreciando que la Cuenca del Guadalquivir discurre por varias Comunidades Autónomas y que por tanto corresponde al Gobierno de España el ejercicio exclusivo de las competencias hidrológicas ligadas a su cuenca vertiente. 
 
Las Confederaciones Hidrográficas fue un admirable invento de España que las concibió y creo allá por el año 1926, como instrumento de gestión de la política del agua por cuencas hidrográficas naturales, con el objetivo de salvaguardar la gestión integral de la unidad de cuenca, como principio básico del ejercicio de la política del agua. 
 
Este modelo de gestión ha sido reconocido como idóneo por el resto de Europa de tal modo que la Unión Europea aprobó la Directiva Europea 2000/60/CE definitoria del nuevo marco de la política común del agua en la que establece que, son las cuencas hidrográficas el ámbito de gestión de la política del agua, incorporando al mismo las aguas costeras y de transición en sus límites comprendidas y las aguas subterráneas. 
 
Paradojas de la historia que ahora que Europa reconoce y copia el modelo español, es cuando el Gobierno de España se empeña en desmontarlo. Porque el traspaso parcial de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir representa dinamitar el principio de gestión por unidad de cuenca, toda vez que trocea territorialmente la cuenca del Guadalquivir para separar el territorio administrativo de Andalucía y además trocea las competencias o funciones de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir al dividir y separar servicios según vayan a ejercer sus funciones en el territorio de Andalucía o fuera del mismo. 
 
Para llevar a cabo este despropósito, la Junta de Andalucía lleva años sembrando y abonando la falacia de que toda competencia que se ejerza en Andalucía por administración distinta de la Junta de Andalucía es por definición ilegítima y básicamente incompetente e ineficaz. Valiente patraña incrustada en el subconsciente de la población que no resiste el menor análisis al comprobar el errático e incompetente ejercicio de las competencias en materia de aguas transferidas ya en el año 2005 de la antigua Confederación Hidrográfica del Sur y en el año 2006 con las cuencas del Guadalete y Barbate de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y las cuencas de los ríos Tinto, Odiel y Piedras de la Confederación Hidrográfica del Guadiana. Pero si ya es por sí inconstitucional y disparatado lo que se intenta hacer con el desmantelamiento de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, lo es mas por lo que supone de precedente para el resto del territorio nacional, y así otras Comunidades Autónomas están esperando que se materialice este despropósito para reproducirlo en otras Confederaciones Hidrográficas. Así el gobierno nacionalista de Cataluña espera repartirse la Confederación Hidrográfica del Ebro en la parte de su territorio y los gobiernos de Galicia y el País Vasco también esperan repartirse la Confederación Hidrográfica del Norte (ya dividida entre Demarcación del Cantábrico y la Demarcación del Miño-Sil) igualmente en el ámbito de sus territorios, y de igual manera sucederá con la Confederación Hidrográfica del Duero y la del Tajo y la del Guadiana, etc.. 
 
De esta manera el mapa hidrográfico nacional, vertebrado hasta ahora por cuencas vertientes de los principales ríos del país, o sea por ámbitos hidrográficos naturales, va a ser transformado en un mapa de división administrativa de las cuencas, desatando entre otros problemas de gestión y de eficacia, el problema de enfrentamiento entre Comunidades Autónomas que impondrán sus fronteras, vetos y chantajes hidrológicos a las Comunidades vecinas, despreciando el principio de integración territorial nacional y de gestión eficaz y solidaria de los recursos hídricos de nuestro país. Ante esta situación de irresponsabilidad por el partido que gobierna España, el PSOE y la complicidad del resto de partidos nacionales y nacionalistas, PP, IU, Catalanes, Vascos y Gallegos, etc., solo UPyD mantiene una doctrina claramente nacional en la política del agua y así en su programa electoral hace una defensa de gestión del agua mediante la estructura de las Confederaciones Hidrográficas, todo ello en el marco de la Directiva Europea 2000/60/CE. 
 
Pero además ha ocurrido un hecho singular que pone en evidencia la situación que hemos comentado, provocando un sobresalto inesperado en el uniforme rodillo político de este tema. El pasado día 7 de Agosto y en el marco de la Tribuna del Agua de la Expo de Zaragoza, un antiguo alto cargo del PSOE y que desempeñó diversas responsabilidades en la política del agua, desenvainó una acertada crítica sobre la política hidráulica del PSOE. Se trata del expresidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Juan José López Martos, que también fue en su día Consejero de Obras Públicas de la Junta de Andalucía y después Director General del Agua con la Ministra Cristina Narbona. En su papel de asesor científico de la Tribuna del Agua de la Expo de Zaragoza, cree que la transferencia del Guadalquivir a la Junta de Andalucía, la primera de este tipo en España, es “un paso muy arriesgado”, que esta transferencia acarreará “tensiones”, que es “una paradoja que España desmantele la administración hidrográfica basada en cuencas, que creó en 1926, precisamente ahora que la aplica la Unión Europea”, y defiende que la gestión hidrográfica se base en el principio de unidad de cuenca y no en demarcaciones políticas “porque el límite de un río es físico y geográfico y el de una comunidad autónoma o un municipio es una raya en un mapa”. 
 
Este veterano experto en gestión del agua, sembró toda su conferencia de alarma sobre las terribles consecuencias que esta dislocada política de transferencia de competencias exclusivas del Estado va a provocar, y de grandes ideas y principios que por ya sabidos no deja de ser importante recordarlos ante la amnesia del gobierno, como que “El agua hay que utilizarla donde más rinda, aunque luego hay que ser solidarios y repartir las rentas que produzca”. 
 
Todas estas manifestaciones van directamente en la línea del sentido común y de la responsabilidad política, pero además coinciden con la posición de UPyD expresada en su programa electoral de las últimas elecciones generales. Además estas manifestaciones suponen una cuña en la monolítica posición del gobierno y de todos los partidos nacionales y nacionalistas, salvo claro está nuestro UPyD. 
 
Alguien del propio PSOE, ahora ya sin responsabilidades directas de gobierno, se atreve a llamar al “pan, pan y al vino, vino”. Alguien que defiende los intereses generales de España, tal y como defiende UPyD, en algo tan sensible y estratégico, tan integrador, vertebrador y solidario como puede ser la política del agua. Políticas Sectoriales de la CT de Andalucía Área de Medio Ambiente

Y EL LODO VOLVIÓ

http://www.eldiadecordoba.es

Efectivamente, las nuevas precipitaciones "han tirado por los suelos" las labores de la Junta en el Puente Romano y la Calahorra. Las máquinas han tenido que parar de retirar el lodo.
Mientras tanto sigue la discordia entre Consistorio y Junta por evitar la responsbailidad de retirar el lodo del Casco Urbano y siguen sin preocuparse por el lodo que afecta a los parcelistas, que como bien dice nuestro amigo Julio Cortés, vecino de La Altea, miramos al cielo "acojonados" porque no confiamos en la gestión de los pantanos y tememos volver a inundarnos, pues tenemos una previsión del 100% de lluvia, los embalses llenos y las promesas de Ayuntamiento de que no hay nada que temer.

En el artículo, cuyo enlace está al comienzo de esta entrada, podemos leer comentarios que critican la mala gestión que ya venimos denunciando, invitan a la rebleión y piden a los políticos que dejen los pantanos en manos de profesionales. También se indignan otros usuarios por la tardanza en limpiar el lodo habiendo desaprovechado el tiempo que ha hecho, cuando no ha habido riesgos de lluvia, y la polémica sobre el pulso de responsabilidad que se echan entre las administraciones y dejan la casa sin barrer.

 

DE OCA EN OCA Y TIRO PORQUE ME TOCA

 Artículo enviado por Cordobesa Afectada:

El titulo de esta entrada responde a la eficacia con que las administraciones públicas se pasan el lodo, digo la bola, unas a otras "que si es competencia municipal" "que si es competencia autonómica" y entre tanto "tarari que te ví" el lodo sigue esperando reposadito plácidamente en la zona donde el turista puede verlo y asquearse, donde a Ocaña le molesta y para lo que escribe una cartita pidiéndole a la Junta que haga el favor de quitar el lodo.

 Y es que en aquellas cuatro estupendas mesas técnicas de ineptos políticos, no acordaron repartirse el lodo, mientras Ocaña considera muy peligroso para el casco urbano el lodo de nuestra Ribera, el que impide a los parcelistas usar caminos de servidumbre para entrar a limpiar sus casas no es tan peligroso, pues no daña al turismo.

Ocaña, del que ya conocemos sus dotes de futurólogo y viendo la que está cayendo puede que empiece a pedirle prognóstico, ahora decide escribir cartas a la Junta para convencerla de que el cauce es su suyo y es ella quien debe encargarse. La Junta, que tan cualificada se siente en este asunto, sigue culpando al tiempo y teniendo el pantano a rebosar con la que está cayendo, considera que es un asunto municipal y que solo debe mantener el turismo, que diga el Casco Histórico, lo que viene a ser Puente Romano y la Calahorra ¡vaya!

Y mientras "estos" jueguen al de oca en oca y tiro porque me toca, "Córdoba que se joda", con perdón de la expresión pero es que estamos ya muy cansados de tanto politiqueo y tan pocos actos.

Aquí un enlace del períodico que comenta la polémica http://www.eldiadecordoba.es
Para ver el estado de nuestro pantanos http://www.europapress.es   

martes, 15 de febrero de 2011

Carta de un afectado anónimo

La semana que viene hace un año de las inundaciones provocadas por la Agencia Andaluza del Agua. Sí, el Miércoles es día 23 de Febrero, ¡pero que casualidad! , el mismo día que se recuerda el Golpe de Estado del 1981, y también es mucha casualidad que se volviera a inundar Andalucía el día 6 de Diciembre.

¿Casualidad? No, fue el día en que se celebraba el día de la Constitución, y en Febrero, cinco días después de la riada, se celebraba el día de Andalucía. A los andaluces nos chafaron el puente y nos tocó limpiar nuestras casas durante meses. Nueve meses y doce días después,  de nuevo perdimos otro puente limpiando y sin poder descasar, pues nos volvieron a inundar los mismos, achacando la culpa a las lluvias, igual que en Febrero, pero en el caso de diciembre, dió la casualidad de que la atención pública estaba en los controladores aéreos, que hacían huelga y se declaró el Estado de Alarma hasta el día 15 de Enero del 2011, preocupándose la gente de que el ejército tomara el control, mientras en Andalucía nos afectaba la segunda y tercera inundación y no se ha hecho nada, pues los culpables de las inundaciones siguen en sus puestos de trabajo y nadie les ha dicho nada, no se investiga porque dicen que es causa de las lluvias y  no se hacen responsables, mi pregunta es la siguiente:

¿Por qué se pavoneaban en Septiembre diciendo que teníamos agua para dos años estando los embalses hasta arriba, a más del 80 %, si sabían que venía un invierno lluvioso? Y esto es algo que no puedo entender si desde el verano, el Guadalquivir a su paso por Córdoba, estaba el caudal prácticamente seco ¿Por qué no han desembalsado para evitar las riadas sabiendo que era un invierno igual o parecido al de 2010? Claro, es más fácil echarle la culpa a las parcelaciones ilegales pero bien que nos cobran los impuestos, para eso no somos ilegales y así se desvia la atención del verdadero problema, ¿También son ilegales los pueblos como Marmolejo, Andújar,  Villafranca, Lora del Río, etc.?

Aquí concluye el escrito de nuestro amigo. Lleva lloviendo a cántaros desde anoche, los pantanos rebasaban el porcentaje de seguridad ¿nos espera otra vez pico y pala? ¿seguirá siendo culpa del tiempo? digo yo que sí, que la culpa es del tiempo, DE NO SOLTAR A TIEMPO.
Queden ustedes saludados.

domingo, 13 de febrero de 2011

LIMPIANDO EL LODO QUE NOS INTERESA

La Junta empieza a limpiar el lodo del río en la zona de la Calahorra, artículo del Día de Córdoba del 09/02/2011, el cual constata lo que ya veníamos diciendo en el artículo que pueden ver en este enlace y publicado anteriormente en este blog.

SOBRE EL ARTÍCULO CITADO

Reunión con UNIÓN CORDOBESA

El día 11 de febrero, a las 17:00h., los representantes de varias parcelaciones de córdoba, en la sede de Rafaél Gómez "Sandokán", tuvimos una reunión  con el candidato a la alcaldía de Córdoba .

Los asistentes a dicha reunión han sido, entre otros:
- el Coordinador General de esta plataforma en representación de Ribera baja de Alcolea y la Barca; parcelaciones del aeropuerto como La Altea, San Isidro, Guadalvalle y Fontanar de Quintos;

- los representantes de la Junta de Compensación de la parcelación El Sol de Alcolea;

- los representantes de la Mancomunidad de Juntas de Compensación de La Barquera Norte, La barquera Baja, El paso de la Barquera y el Alamillo;

- Los representantes de la Junta de Compensación de la parcelación Maravillas del aeropuerto;

- Los representantes de La Perla 1 y La Perla 2.

 Los aquí mencionados, nos hemos reunido con el citado candidato a la alcaldía con el proposito común de obtener un compromiso,  si su grupo resultára ganador en las proximas elecciones, saber en qué se comprometeria y cuáles serían sus actuaciones para dar las soluciones definitivas a nuestra situación actual: legalización de las parcelas (las que están dentro del pgou y las que están en fase de desarrollo) y sobre el tema principal que nos compete.

Por supuesto, las recientes inundaciones, que han provacado los diligentes de la Agencia Andaluza del Agua. La Plataforma, a través de su Coordinador General, le entregó un documento de reivindicaciones al candidato a la alcaldía Rafaél Gómez, el cual se comprometió a facilitar tecnicos para hacer los estudios oportunos para garantizar la seguridad y viabilidad de legalización de las parcelaciones existentes al dia de hoy.

Es por ello que desde este medio, os animo que a la mayor brevedad posible todos los coordinadores de zona comuniquéis a los vecinos propietarios que se pongan de acuerdo entre ellos, no tenemos mucho tiempo y hay que resolver nuestra situación, hasta llegar a ser legales.

Cada zona afectada o parcelación tendrá que ir creando una Junta de Compensación (no vale mucho dinero). Una vez creadas las Juntas de Compensación, nos podemos unir en Federación, Mancomunidad o Confederación, para tener la fuerza suficiente y poder negociar las condiciones de desarrollo y planeamiento de nuestras parcelaciones.

Sobre este tema, dejó claro Rafaél Gómez, "que lo que no se puede hacer es pedir por parte de las administraciones que los parcelistas tengan que correr con todos los gastos incluidos, los de las infractucturas y mantenimientos de las mismas. La mayor parte de los parcelistas tienen su casa de 1ª residencia y casi todos han tenido que arrimar muchos cubos de mezcla para poder hacerlas, por tanto habrá que considerar todas estas cosas a la hora de la legalización".pinchar enlace

El contacto con los demás colectivos ha sido muy positivo, y además de convocar al conjunto de todas las parcelaciones restantes, para que entre todos seamos uno. Vamos a solicitar reunión con todas las fuerzas politicas y hacer lo mismo que con Unión Córdobesa, entregar los documentos reivindicativos y pedir compromisos a corto y medio plazo.

Una de las cosas que dijo Rafél Gómez fue que quitaria todas las multas de los parcelista, además de ayudar a los mas necesitados en mejoras urbanísticas y sociales. Él no quiere a su lado a un equipo de políticos sino a un equipo de profesionales que sepan dar respuesta a los problemas de los ciudadanos.

REIVINDICACIONES DE LA PLATAFORMA

Los afectados no somos partícipes de las posibles acciones que desde las administraciones se impulsan, que como podemos comprobar en la prensa, vuelven a salir de los despachos.

Demandamos poder participar como sociedad civil que somos. No nos vale el “dejar hacer” que nos ha traído hasta este punto de indefensión.

Por otro lado, hemos constatado la negligencia que en este asunto tienen algunas autoridades. En una reunión “informativa” acerca de estos temas, los representantes de la administración desconocían la trasposición de una directiva europea que está en marcha referida a este asunto de evaluación y gestión de riesgos de inundación (Directiva Marco del agua y Real Decreto 903/2010 de 9 de julio).

Creemos que es su obligación propiciar la participación de la ciudadanía en el desarrollo de la misma. Por tanto, REIVINDICAMOS:

- En primer lugar, un cambio radical en la política de gestión de aguas.

- Prevención de riesgos que garantice la seguridad de los ciudadanos tomando las medidas precisas para ello.

- Limpieza de cauces y dragados.

- Escolleras y muros de contención según las zonas si es necesario.

- Exigir responsabilidades por los daños causados.

- Nos parece de vital importancia que la administración más cercana al ciudadano, el Ayuntamiento, gestione siempre en interés de éste, estando su gestión comprometida con sus necesidades y protección, evitando el uso de la habitual respuesta ``no es mi competencia´´. Demandamos pues, un Ayuntamiento que salvaguarde los intereses de sus ciudadanos incluso frente a otras administraciones.

- Nos parece imprescindible nuestra presencia, como afectados, en las mesas de trabajo que se programen, a través de nuestros representantes proporcionando información de primera mano y capacidad de reacción.

- Ante todo lo expuesto, exigimos soluciones a corto y medio plazo que nos devuelvan la seguridad a la que todos los ciudadanos tenemos derecho.




domingo, 6 de febrero de 2011

SALIMOS EN EL PERIÓDICO

Hoy ha sido la reunión para aprobar las bases de la plataforma, ya estamos constituidos. Podéis leer más sobre el asunto en el siguiente enlace



En breve publicaremos los Estatutos. Nuestros más sinceros agradecimientos al Día de Córdoba por su colaboración.

sábado, 5 de febrero de 2011

Comando Actualidad Cuando el Río Suena

Para ver vídeo pinchar aquí  REPORTAJE

Gracias Sara Lozano por haber venido a echarnos una mano y que nuestra voz de protesta se escuche en toda España.

FEBRERO, LAS MEDIDAS SIGUEN SIENDO PALABRAS JURADAS

El fin de semana del 28 y 29 de enero, en pleno Mercado Medieval,  paseando por el Puente del Arenal, poco antes de que empezara el partido de fútbol, el cielo amenzaba con tormenta, que cinco minutos después descargón mojando a toda Córdoba y sus traseúntes, y con pena vi como el lodo se resquebrajaba en la zona náutica del río y como apenas corría el agua por éste, lloviendo y sabiendo que vendría más precipitaciones y "seguimos sin soltar agua de los pantanos, señores, hay que ser muy estúpidos para seguir metiendo la pata".

Por otro lado, como podemos leer en algunos períodicos digitales, siguen hablando, concretamente Pizarro, de la necesidad de actualizar las zonas inundables del río y ampliar las cuencas de otros ríos andaluces como el Guadalete y Guadiaro, permitiéndose el sarcasmo de decir que es inevitable que una casa construida en zona históricamente inundable deje de inundarse, ¿es que a quellas personas que llevan 50 años viviendo en estas zonas históricamente inundables tienen la culpa de que no sepan administrar el agua? Sabemos que se podía evitar, Sr. Pizarro, pues no todo lo inundado era zona históricamente inundable. enlace a la web

En el Día de Córdoba, el pasado viernes 4 de Febrero, un artículo anunciado como "Nadie quiere limpiar todo el río" nos muestra las "eficaces" medidas para limpiar de fango, ese fango que vi durante mi paseo por la Ribera y veo cerca de donde vivo y alcanza la  altura de una persona, solo se retirará de las zonas bajas de los parques, alegando que el resto es asunto de la Junta de Andalucía. Indudablemente, los "jodidos" somos los afectados, mientras unos y otros se pasan la bola de mano en mano y se mantienen bonita la zona histórica para que sigamos atrayendo al turismo, mientras muchas familias siguen sin poder entrar a sus casas porque sus caminos estan anegados de lodo.  Como dice este artículo, ahora más que nunca la política vive de espaldas al río, sin ponerse de acuerdo en que es cauce y casco urbano y dejando que el lodo de una presencia impresentable al río, tanto a su paso por Córdoba como a lo largo de su recorrido.

El Delagado de Infraestructuras Pedro García, de IU, asegura que empezaran a limpiar cuando acabe el temporal de lluvias y evitar que la limpieza sea en vano basándose en lo ocurrido en febrero de hace un año, pero promete que el paseo por la Ribera será mucho más que agradable en la florida primavera. No sé hasta que punto limpiar ahora sería hacerlo en vano, será que quién tiene que tomar medidas no tiene el lodo cerca de su casa mientras los ineptos gestionan la Agencia Andaluza del Agua y el cielo sigue amenzando con hacer lo que  "históricamente" ha hecho siempre por estar fechas, solo que ahora nos inundamos y antes no. Sin embargo, las competencias han sido transferidas desde la Administración Central a la Regional en virtud del Estatuto de Autonomía que concede a la Junta de Andalucía las competencias plenas sobre toda la cuenca del Guadalquivir ¿es que no queda claro quién debe limpiar toda la cuenca del Guadalquivir en este caso? El asunto está en disposición del Tribunal Constitucional para ser revisado presentado como recurso de amparo por el Gobierno Socialista de la Junta de Extremadura.

En el mismo períodico se confirma en otro artículo de que el Ayuntamiento solo limpiara las zonas peatonales junto al río cuando pase el período de precipitaciones. Según el alcalde Andrés Ocaña, de IU, será mejor esperar porque probablemente volverá a inundarse el mismo lugar, lo cual se entiende que sería gastar demasiado dinero en limpiar varias veces lo mismo, pero opino que lo mejor sería evitar la inundación para no tener que limpiar lodo, y quitar lodo evitaría muchas de las desastrozas consecuencias que suponen la crecida del río cuando "esta gentuza" hace sus chapuceras gestiones de los pantanos "QUE SEGUIMOS SIN SOLTAR AGUA AÚN SABIENDO QUE VA A LLOVER".

Seguimos estudiando los artículos del mismo períodico conforme aumenta mi ansiedad por la impotencia ante la visión de futurologo de nuestro Alcalde, que ya sabe que nos vamos a inundar, parece ser que esto se hará histórico, como las famosas crecidas del Nilo en época imperial antes de construir la presa de Assuan, solo que con consecuencias negativas para nuestro fastidio, y es que dentro de 20 años le diremos a nuestros hijos y nietos que en invierno es normal que el agua entre en casa y arrase con todo. Sr. Ocaña, ¿por qué no se dedica a echar las cartas, ya que sabe lo que nos va a ocurrir, y es imcapaz de gastar el dinero de los cordobeses, no su dinero, en limpiar el río y luchar contra la Junta para evitar que se vuelva a repetir?
Para aquellos que opinen que el dinero de los cordobeses solo debe gastarse en limpiar su cauce en torno al Casco Histórico, sepan ustedes que además de dejarlo bonito, el resto del cauce a su paso por Córdoba, también es de los cordobeses, y además de la belleza que implica limpiarlo, señores, salvamos la vida de las personas que es lo importante.
Mientras tanto el Consistorio no convence a los dueños de las parcelas del aeropuerto para que derriben sus casas, tal como podemos leer en el Día de Córdoba en su publicación de día 1 de Febrero, el Plan Municipal para cambiar las ayudas, prorrogadas dos meses, por el derribo de las parcelas en las zonas inundadas del entorno del aeropuerto, ha topado con la resistencia de los vecinos a costear ellos mismos el derribo de sus casas, siendo 18 las solicitudes de las familias más afectadas en dicha zona. Estas familias considera que la contraprestación por parte de la administración es insuficiente pues el Consistorio se ha comprometido, mediante un acuerdo con Vimcorsa, a costear la mitad del alquiler, máximo 250€ mensuales,  para 24 anualidades, otorgando 6000€, para derribar las casas, a cada familia, y proceder a su mudanza. Las familias ven insuficientes las ayudas y piden negociarlo.