Páginas vistas en total

domingo, 24 de agosto de 2014

Los afectados por las inundaciones en Andalucía acuerdan ir en masa al juez


DIARIO CÓRDOBA


TRAS LAS SENTENCIAS CONDENATORIAS DE LA AUDIENCIA NACIONAL A LA JUNTA


La plataforma reúne a damnificados y miembros de colectivos en Córdoba para fijar la estrategia. Denuncian la "dejadez total y absoluta" y que los cauces "siguen estando tal como estaban"


 Un momento de la asamblea celebrada ayer, en el hotel Averroes. - Foto:JUAN MANUEL VACAS

JUAN M. NIZA 24/08/2014
La Plataforma de Afectados por las Inundaciones del Guadalquivir fijó ayer en Córdoba su estrategia para reclamar indemnizaciones y acordó presentar una avalancha de demandas en bloque contra la Junta (y en su caso, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir) por los daños sufridos en las inundaciones del 2010.
Al respecto, y aunque aún no se puede concretar un número estimado de demandas que se interpondrán, en la plataforma hay inscritos 400 afectados, además de representantes de mancomunidades y colectivos, a los que se les sumaron ayer muchos de los asistentes a la reunión informativa, una treintena de personas a título particular y representantes de colectivos llegados también desde localidades de Sevilla y Jaén, explicó el presidente de la plataforma, Francisco León.
La ofensiva judicial de la plataforma se produce después de una serie de sentencias de la Audiencia Nacional condenatorias de la Junta de Andalucía, que durante aquel periodo era responsable de sistema de la cuenca del Guadalquivir. En estas sentencias, de una treintena de agricultores y ganaderos que vieron inundadas sus explotaciones y que acudieron a la justicia con el respaldo de Asaja, se acordó indemnizar a los afectados con cantidades que oscilan entre los 50.000 y los 300.000 euros, ya que los desembalses se hicieron de forma descoordinada y los cauces se encontraban en estado de abandono, estima el juez.

TODO TIPO DE CASOS Las demandas que se presentarán a través de la plataforma, sin embargo, serán más hetereogéneas, ya que las circunstancias de unos y otros varían enormemente según sean agricultores o ganaderos que sufrieron daños en sus explotaciones o residentes en viviendas que perdieron propiedades, muebles o incluso la casa. También dependerá de si los bienes afectados estaban en zona inundable o no o si la construcción era perfectamente legal o tenía carácter irregular. De analizar todas estas circunstancias para reclamar indemnizaciones se encargarán los abogados que están trabajando con la plataforma: Cristóbal Serrano y Pedro José Rosa.
Sin embargo, "el objetivo principal no son las indemnizaciones, aunque se tenga derecho a ellas, sino que no vuelvan a producirse las inundaciones más, decía ayer a este periódico Francisco León. En una nota, incluso, León habla de "dejadez total y absoluta" y que "unos y otros aún siguen sin cumplir con dichas obligaciones, pues los cauces de ríos y arroyos siguen estando tal como estaban".

Reclaman al Ayuntamiento que retome el plan para los arroyos

La plataforma no solo tiene como blanco de sus demandas a la Junta de Andalucía por ser la responsable de la gestión de la cuenca durante el periodo de las inundaciones en el 2010. También se reclama a la Administración central, que fue responsable antes y después a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG). Ya dijo la consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, que "habría que ver" si cuando la Junta recibió las competencias los cauces "estaban limpios o no". Serrano, por cierto, ya anunció en Córdoba que la Junta estudiará las recientes sentencias condenatorias de la Audiencia Nacional por si las recurre.
Por otra parte, también el Ayuntamiento de Córdoba es objeto de reclamaciones de la plataforma, a pesar de que el propio alcalde, José Antonio Nieto, consideró que, tras las sentencias de la Audiencia Nacional, "el tiempo nos da la razón" y anunció que los servicios jurídicos municipales estudiarán si actúan también contra la Junta y le pide que compense los daños de la inundaciones en caminos y espacios municipales y el trabajo que invirtió en seguridad y retirar lodos. Por su parte, la plataforma afirma que "el señor Nieto muestra mucha energía hacia la Junta de Andalucía, debido a los hechos ocurridos, de lo cual nos alegramos, pero le recordamos que desde 1999 hay proyectos pendientes (el Plan de Arroyos entre el Ayuntamiento, Emacsa y la CHG) que podrían haber salvado la situación", más aún cuando no se han solicitado fondos disponibles para este fin que ofrecía la UE, afirma León.


Un blog sirve para coordinar la lucha de los damnificados

Un blog sirve para coordinar la lucha de los damnificados -
Córdoba El blog del presidente de la plataforma está sirviendo para coordinar las acciones de los afectados. 'plataformainundacionesguadalquivir.blogspot.com' contiene abundante información, un calendario de cómo ha evolucionado el problema y los mecanismos de contacto para sumarse a la plataforma y al proceso para reclamar los daños.

Desde la Plataforma queremos agradecer al periodista Juan M. Niza, Este magnifico articulo donde ni se pone ni se quita," solo la veracidad de las declaraciones emitidas."
Muchas gracias. 


EN ABC DE CÓRDOBA
Los abogados de la plataforma recogerán las pruebas periciales la próxima semana

Alrededor de un centenar de afectados por las inundaciones del río Guadalquivir que tuvieron lugar el pasado 2010 se reunieron ayer en el hotel Averroes de la capital cordobesa para tener una primera toma de contacto con los abogados que van a llevar la demanda contra la Junta de Andalucía, a raíz de la sentencia de la Audiencia Nacional que condena a la Administración autonómica como responsable de los siniestros al considerar que hubo negligencia en la gestión del desembalse de los pantanos. En aquel momento, la gestión de la cuenta estaba en manos de la Agencia Andaluza del Agua (AAA).
Según apuntó a ABC el presidente de la Plataforma de Afectados por las Inundaciones del Guadalquivir, Francisco León, quien ha organizado el encuentro, «han acudido propietarios de todas las zonas de Córdoba, desde Guadalvalle, La Altea, San Isidro, Majaneque o Almodóvar, y también de otras zonas de Andalucía, sobre todo de la provincia de Jaén».
A todos ellos los letrados Cristóbal Serrano Torrico, de Córdoba, y Pedro José Rosa Romero, de Estepona (Málaga), les han puesto al día de la situación y les informaron de los pasos que hay que dar a partir de ahora.
Según apuntó a este periódico Pedro José Rosa, en primer lugar, «les hemos informado del proceso penal que ha estado abierto hasta fechas recientes por las irregularidades de la apertura de los pantanos y la descoordinación que hubo a la hora de desembalsar, que se reiteró a lo largo de 2009, 2010 y principios de 2011».

Plazo de prescripción

En este sentido, el letrado destacó que si no hubiera sido por la denuncia por vía penal interpuesta en la Audiencia Provincial de Jaén por parcelistas de esa provincia, «hoy no podríamos estar hablando de nada, porque el plazo de prescripción de un año ya habría transcurrido y habría prescrito».
No obstante, sigue habiendo prisa, ya que el nuevo plazo está a punto de expirar y la gente «tiene que ponerse las pilas», en el sentido de recopilar la documentación que sea necesaria como pruebas de que fueron las riadas quienes les causaron daños en sus respectivas propiedades.
Así, la semana que viene se abrirá el proceso para que «cada uno de ellos nos presente un relato pormenorizado de los daños que ha sufrido, con una descripción precisa, y acompañado de la documentación que tengan en su haber para que luego los podamos proponer como pruebas». Posteriormente, se elaborará un estudio de viabilidad y se emprenderían luego las acciones oportunas. «Eso quiere decir que en un plazo bastante breve vamos a tener bastante acumulación de trabajo», bromeó el letrado.
En la reunión de ayer también salieron a la luz los casos de los afectados que no tienen nada que hacer a la hora de reclamar indemnizaciones. «Hay cosas que la Junta no va a indemnizar nunca, porque se ha lavado las manos, como es el caso de las viviendas ilegales construidas en zonas inundables». Sin embargo, el grueso de los presentes ayer en la reunión «cuentan con informes periciales recabados en su momento o con datos y documentos que les certifican los daños», señaló el abogado.
Y es que se dieron casos, por ejemplo, de muerte o pérdida de cientos de reses, con lo que eso consta como una información de sanidad o un informe veterinario, mientras que otras personas recibieron por distintas circunstancias la visita de los equipos de organismos públicos y privados, como el caso de las Emergencias, que elaboraron también informes.
Los estudios «se harán de forma individualizada», explicó Pedro José Rosa, si bien se dan casos de grupos de hasta 14 personas que «por tener circunstancias y pérdidas muy similares en ubicaciones próximas», emprenderán una demanda colectiva.


Enlace.




sábado, 23 de agosto de 2014

Afectados por inundaciones del Guadalquivir hacen extensiva las exigencias y responsabilidades a toda Andalucía



CÓRDOBA INFORMACIÓN.COM


 "Siguen sin cumplir sus obligaciones"


23/08/2014 (21:24)
La Plataforma de Afectados por las Inundaciones del Guadalquivir (Apaig) ha hecho extensiva las reivindicaciones y petición de responsabilidades al resto de Andalucía, en concreto a las provincias de Cádiz y Jaén, tras la reunión de la mañana de este sábado en el Hotel Averroes de la capital cordobesa, en la que también han concluido que el "abandono" de las administraciones competentes podría llegar a ser una "cuestión penal" si "ocurriera alguna desgracia".
En una nota, el presidente de la plataforma, Francisco León Corral, ha señalado sobre la reunión que ha sido "la primera de gran magnitud" tras las sentencias condenatorias a la Junta de Andalucía y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, y es que la Audiencia Nacional ha condenado a la Junta como responsable de los siniestros provocados por las riadas de 2010 al considerar que hubo negligencia en la gestión del desembalse de los pantanos que entonces estaba en manos de la Agencia Andaluza del Agua, así, en la mayor parte de los casos, las condenatorias obligan a la Junta a pagar la totalidad de los daños sufridos por las explotaciones agrarias cuyas cantidades oscilan entre los 50.000 y 300.000 euros.

Respecto a las sentencias, resultado de una demanda interpuesta inicialmente por unos 28 agricultores de la capital cordobesa que sufrieron daños en sus propiedades como consecuencia del incremento del caudal, han señalado que "hubieran tenido solución si las administraciones competentes, Junta de Andalucía y administración central" --dependiendo del momento de los siniestros debido al cambio de las competencias-- y han criticado que estas continúen con una "dejadez total y absoluta" ya que los cauces de los ríos y arroyos "siguen estando tal y como estaban".

Así, la Plataforma ha añadido que la Junta de Andalucía "si ha dedicado fondos para prevenir las inundaciones", sin embargo, señalan que estos fondos "han ido a parar a Marruecos para prevenir las inundaciones en el Río Loukkos (Larache)". También, la Plataforma ha exigido responsabilidades al alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto (PP) de quien han felicitado por "su energía hacía la Junta de Andalucía por las sentencias", aunque le han recordado que "desde 1999 hay proyectos pendientes que podrían haber salvado la situación" además del Pleno del Consistorio se "llegaron a acuerdos al respecto que aún duermen el sueño de los justos".

Asimismo, han subrayado que desde Europa se viene llamando la atención para que se soliciten ayudas para estos casos y sin embargo que "nadie ha movido un dedo hasta ahora, ni aún a dinero regalado: el colmo de los colmos. Habrá que justificar el por qué de estas conductas", ha apostillado Corral.

En este sentido, el colectivo ha explicado que existen más motivos para seguir exigiendo responsabilidades a las diferentes administraciones debido a los "daños psicológicos y morales" ya que los afectados por estas inundaciones cuestionan "cómo se puede compensar ese continuo sin vivir dado que se sigue en la misma situación de incertidumbre de no aprestarse las distintas administraciones a cumplir con la obligación principal: el velar por la salud y la seguridad de la ciudadanía con respecto a vidas y haciendas".

Finalmente, el presidente de la plataforma ha hecho un llamamiento a todas las entidades asociativas que han "arrimado el hombro" en estas reivindicaciones las cuales "demuestran sus deseos de implicación y lo hacen a través de sus representantes, a los cuales les pedimos que sigan luchando, reivindicando y exigiendo todos a una, tal como lo han venido haciendo hasta la fecha y, a los que se incorporan desde este momento, les animamos a perseverar en lo dicho".


ENLACES

Esta noticia puede ser de tu interés.  VÍDEO.

Afectados por inundaciones critican la 'dejadez' de la Junta ...

Afectados por inundaciones del Guadalquivir estudian este ...


20minutos - Televisión Baena - Provincia






jueves, 14 de agosto de 2014

La plataforma de afectados celebrará una reunión para organizar futuras actuaciones



El Día de Córdoba

La Junta plantea recurrir el fallo sobre las inundaciones


A. C. / E. P. | ACTUALIZADO 14.08.2014 - 01:00

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, María Jesús Serrano, se refirió ayer por primera vez a las sentencias de la Audiencia Nacional (AN) que condenan al Gobierno regional a pagar indemnizaciones tras la gestión de la extinta Agencia Andaluza del Agua en el río Guadalquivir en las riadas de diciembre del año 2010 en Córdoba. Así, la consejera aseguró que "habría que ver" si cuando la Junta recibió las competencias, "los cauces estaban limpios o no" porque, en su opinión, estos espacios no se ensucian "de un día para otro". En este sentido, Serrano explicó que en estos momentos los servicios jurídicos de la Junta están estudiando la sentencias para valorar si se puede recurrir alguna o, de lo contrario, "se acatarán". La consejera manifestó su "respeto" por las decisiones judiciales pero reconoció que en algunos casos "no las compartimos". 

La consejera explicó además, explica que "las competencias y la gestión del Guadalquivir las tuvimos durante dos años", a lo que añade que "los cauces de los ríos no se ensucian de un día para otro". En este sentido insistió en que "habría que ver si cuando recibimos las competencias y la gestión los cauces estaban limpios o no". 

Por su parte, la Plataforma de Afectados por las Inundaciones del Guadalquivir (Apaig) ha convocado una reunión el próximo 23 de agosto en la capital cordobesa para estudiar posibles actuaciones a emprender para pedir las indemnizaciones que a cada afectado corresponda, tras las sentencias de la Audiencia Nacional. Según informó el colectivo en el encuentro, que será el primero tras los fallos judiciales, estarán presentes distintos afectados de Córdoba, de la localidad cordobesa de Almodóvar del Río y de la provincia de Jaén, entre otros, junto a abogados de la plataforma. 

En concreto, la Audiencia Nacional condena a la Junta como responsable de los siniestros provocados por las riadas de 2010 al considerar que hubo negligencia en la gestión del desembalse de los pantanos, y que entonces estaba en manos de la Agencia Andaluza del Agua. 

La demanda fue interpuesta por un grupo de 28 agricultores de la capital cordobesa que sufrieron daños en sus propiedades como consecuencia del incremento del caudal. Así, la AN ha empezado a emitir sentencias que, en la mayor parte de los casos, son condenatorias y obliga a la Junta a pagar la totalidad de los daños sufridos por las explotaciones agrarias. Las cantidades oscilan entre los 50.000 y 300.000 euros. 

Desde la plataforma valoraron esta sentencia de la Audiencia Nacional, "que viene a darnos la razón por la mala gestión del río Guadalquivir", al tiempo que destacaron que no solamente los afectados por los destrozos de estas inundaciones, sino también el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, "va a estudiar pedir indemnizaciones", si bien lamentaron que "no haga nada por solucionar el problema de cara a un futuro". 

Así, aclararon que "si en un futuro se vuelven a repetir catástrofes similares, no solo son responsables los titulares del río, que también el alcalde por no haber puesto los medios a su alcance para contribuir a la seguridad de los ciudadanos y sus bienes".

EN ABC,

http://sevilla.abc.es/andalucia/cordoba/20140814/sevi-junta-quiere-recurrir-fallos-201408132039.html

EN CORDOPOLIS

http://cordopolis.es/2014/08/14/afectados-por-las-inundaciones-estudian-reclamar-tras-la-sentencia-de-la-audiencia-nacional/


domingo, 10 de agosto de 2014

AFECTADOS POR LAS RIADAS DE 2010 CONVOCAN UNA ASAMBLEA PARA ESTUDIAR INDEMNIZACIONES


ABC DE CORDOBA CÓRDOBAJ. M. C. / CÓRDOBA


A principios de septiembre estudiarán con su abogado la situación de cada uno

La Plataforma de Afectados por las Inundaciones del Guadalquivir en Córdoba ha convocado una asamblea de vecinos con el abogadode la organización, Cristóbal Serrano, para decidir los pasos que se pueden dar tras la sentencia de la Audiencia Nacional que condena a la Junta de Andalucía como responsable de los siniestros provocados por las riadas de 2010 al considerar que hubo negligencia en la gestión del desembalse de los pantanos, y que entonces estaba en manos de la Agencia Andaluza del Agua.
Según apuntó ayer a este periódico su presidente, Francisco León, esa asamblea está previsto celebrarse «a principios de septiembre», tras la vuelta de las vacaciones, ya que ahora hay muchos de los afectados que se encuentran fuera de la ciudad.
«En cualquier caso, nada más conocer la noticia a través de vuestro periódico, ya he empezado los contactos con muchos de ellos, para que corran la voz y se extienda la noticia con el boca a boca, y una parte importante ya me ha avanzado que están recopilando documentacióny pruebas que demuestran que los daños en su propiedad se debieron a las inundaciones», señaló León.

Demasiado tiempo

No obstante, ya han transcurrido cuatro años desde entonces y el presidente consideró que no todo el mundo tiene facilidad para acceder a esas pruebas que pueden darles derecho a reclamar indemnizaciones. «Hay gente que tienen informes periciales que son válidos, porquesus casas estaban aseguradas, y quizá quede por discernir si lo que percibieron del seguro por los daños será una parte y si la Junta tendrá que abonarles el resto; será algo que el abogado tendrá que aclararles», abundó.
El resto, no obstante, no tienen las manos vacías ni carecen tampoco de armas. «Recordemos que la noticia llamó la atención de todos los medios, incluidos internacionales, y que hay miles de fotografías, vídeos y reportajes que pueden ser utilizados también como pruebas para la ocasión», insistió León. Sólo en el entorno de la Plataforma se mueven unos 400 vecinos afectados por las riadas, amén de otra cifra bastante similar que sin atreverse a formar parte de ella mantiene contacto asiduo para informarse de las novedades que vayan transcurriendo.
Pase lo que pase con los efectos de la sentencia de la Audiencia Nacional, al menos los vecinos están más que satisfechos con la información publicada por ABC. «Están muy contentos, porque esa sentencia nos viene a dar la razón en lo que decíamos entonces y por lo que muchos nos llegaron a calificar de locos», señaló León. Ahora bien, el portavoz de los afectados también ha querido advertir que todo esto no se ha acabado ni mucho menos.
«Desde entonces, los ríos siguen sin estar limpios y están colmatados de lodos, suciedad y ramajes, pero a pesar de que llovió en 2013 más que en 2010 no se produjo ese problema», recordó, para añadir que «hay más gente, además de la Junta, que tienen responsabilidad en todo esto». Así, por ejemplo, recordó que el Ayuntamiento ha hecho caso omiso a un proyecto general para evitar nuevas riadas, «que podrían financiarse en un 80% por la UE y que cuando llegaron las inundaciones de 2011 en el centro de Europa tenían que haber aprovechado para solicitarlas, pero no se hizo».
De igual modo avanzó que detrás de las indemnizaciones podría haberuna derivación de responsabilidades, puesto que los técnicos que causaron esas inundaciones cuando estaban en el AMA, son los mismos que ahora están en la Confederación y que antes de crearse la Agencia Andaluz del Agua de la Junta estaban ya en la CHG. «Quiero decir que no vamos en contra de nadie en concreto, sino que estamos siempre a favor de los afectados, por lo que no se trata de una cuestión política»
Share on facebook0Share on twitter0
Share on tue

LAS INUNDACIONES, CUATRO AÑOS MÁS TARDE

DIARIO CORDOBA

La Audiencia Nacional responsabiliza a la Junta de Andalucía de las riadas del año 2010 en varias sentencias y la plataforma de afectados confía en promover una demanda colectiva a partir del próximo mes de septiembre



Las inundaciones, cuatro años más tarde -

PILAR COBOS 10/08/2014

Cuatro años más tarde, comienzan a determinarse responsabilidades por las riadas que en el año 2010 causaron numerosos daños a cultivos y viviendas. Varias sentencias de la Audiencia Nacional han condenado a la Junta de Andalucía a indemnizar a agricultores por los perjuicios sufridos, determinando que las lluvias "no fueron ni torrenciales, ni extraordinarias, ni excepcionales", el mantenimiento de los cauces no era el adecuado y los desembalses contribuyeron a agravar la situación. De otro lado, la Plataforma de Afectados por las Inundaciones del Guadalquivir en Córdoba promoverá a partir de septiembre una demanda colectiva para reclamar indemnizaciones. En cuanto a la posición que mantienen las administraciones, el Gobierno regional no ha valorado aún la decisión judicial y el Ayuntamiento de Córdoba apuntó la posibilidad de solicitar una compensación por daños. 
Más de 400 socios con un mismo problema
La Plataforma de Afectados por las Inundaciones del Guadalquivir publicó hace unos días en su blog la noticia sobre la última sentencia de las riadas y avanzó la celebración de asambleas en las que analizarán posibles actuaciones para que los vecinos reclamen indemnizaciones. El presidente de este colectivo, Francisco León, explicó a este periódico que la Audiencia Nacional "nos da la razón en nuestras reivindicaciones" y manifestó que "hemos sido inundados por la mala gestión de la Agencia Andaluza del Agua". También destacó que la plataforma cuenta en la actualidad con más de 400 socios, pero "hay muchas personas que nos están llamando porque quieren hacer un frente común". Así, entiende que "lo suyo sería presentar una demanda con todos los afectados" y recuerda que para ello será necesario que las familias puedan justificar los daños sufridos, aunque años después ya hayan limpiado y repuesto los enseres perdidos.
La situación continúa
El presidente de la Plataforma de Afectados por las Inundaciones destacó que algunas personas ya han sido indemnizadas por sus seguros mientras que en otros casos no han percibido nada. Además, a esta situación se añade "un daño psicológico y moral, cada vez que caen cuatro gotas la gente tiene miedo", y es que según apuntó, "la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tampoco está limpiando los cauces". Para Francisco León sería necesario "preguntarse dónde está el fallo", ya que si bien la Agencia Andaluza del Agua devolvió las competencias de la cuenca a la Administración central, "los técnicos siguen siendo los mismos".
 Agricultores piden unos 5 millones de euros
 Los perjuicios causados al campo cordobés motivaron que 28 regantes acudiesen a la asociación agraria Asaja para recibir apoyo y realizar una reclamación de responsabilidad patrimonial a las administraciones públicas. El presidente de esta organización, Ignacio Fernández de Mesa, confirmó que ya existen varias resoluciones y los casos relacionados con el Guadalquivir son la mayoría, aunque también hay del Guadajoz y del río Cabra. Estos afectados han solicitado indemnizaciones por valor de unos cinco millones de euros.
La decisión judicial 
En una de las sentencias publicada el pasado julio, la Audiencia Nacional alude a dos informes, uno de ellos, elaborado por el grupo de investigación de Hidrología e Hidráulica Agrícola de la Universidad de Córdoba para Asaja. En su fallo indica que "resulta evidente el estado de colmatación de los cauces, debido a la ausencia de labores de limpieza y mantenimiento, y la intensidad de las lluvias no permite concluir que la inundación fue debida a un acontecimiento de fuerza mayor". También cree acreditada "la mala gestión de desembalses en que incurrió la comunidad autónoma", y otro de los aspectos reseñables es que, según este fallo, la calificación de zona inundable no obliga a los perjudicados a soportar los daños sufridos. En las distintas sentencias consultadas, las indemnizaciones llegan a decenas de miles de euros.
La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento
La respuesta de las administraciones públicas a las últimas informaciones sobre las riadas ha sido dispar y mientras que la Junta no ha valorado aún la decisión judicial, el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, afirmó que la gestión de la cuenca fue "absolutamente nefasta" y avanzó que el Ayuntamiento podría reclamar daños. Cabe recordar que los episodios de fuertes lluvias comenzaron en agosto del 2010, cuando golpearon las localidades de Aguilar de la Frontera y Bujalance, y se registraron incluso tres personas fallecidas. Estas precipitaciones regresaron en diciembre y se extendieron por la provincia ocasionando daños en las infraestructuras. En abril del 2011, Aguilar volvió a ser la más perjudicada y registró nuevas anegaciones.

"Ahora o nunca", los afectados que quieran reclamar unas indemnizaciones por los daños sufridos, ahora tienen la oportunidad más clara de poder llevarla a cabo.
Desde esta Plataforma y en conjunto con otros afectados,  "reclama tus derechos"  con quejarse en los bares, a amiguetes, familia,etc. no se consigue nada.
Esta es la oportunidad más clara que se nos ha brindado, no solo para recuperar  los daños materiales perdidos, que también nuestra dignidad como personas.
Creemos firmemente que a raíz de las sentencias de la Audiencia Nacional, se tendrán que tomar en serio el poner los medios para erradicar las inundaciones de una vez por todas.
Paco León.

jueves, 7 de agosto de 2014

MÁS SENTENCIAS CONTRA LA JUNTA DE ANDALUCÍA








En el PVRE, se hacen eco de las diversas  condenas, provenientes, tanto del TSJA, como de la Audiencia Nacional, por daños causados por el desbordamiento de  cauces de ríos y arroyos, lo que, en ocasiones, provocó serías inundaciones en distintos puntos de nuestra geografía.

Señala el Partido Vecinal “Desde hace bastante tiempo, venimos comentando que no es razonable el estado de abandono y dejadez en que se encuentran los cauces de unos y otros.”
“En algunos casos”-  continúa la agrupación vecinal  “como los referidos a Córdoba o Almodóvar del Río, dichas condenas se hacen  a la Junta. En otros, como los de Andújar o Marmolejos es al organismo de cuenca a quien se penaliza.”

Señala desde el PVRE que “Uno de los motivos  de las condenas, tanto en Córdoba, como en Jaén, es la falta de mantenimiento, lo que conlleva el incumplimiento de la Administración  de su deber de garantizar la seguridad, ya que esta  responsabilidad ha de  corresponderle  prioritariamente a aquella administración cuya acción u omisión produjo los daños”, recoge determinada Sentencia, la cual se refiere a  un caso de Almodóvar del Río, en la que se reclamaban unos  51.000 euros, fallada a favor del inundado.

Añaden desde el  Partido Vecinal que “Estas sentencias puede que abran las expectativas hacia otros horizontes,  no solo en lo referente al caso de las indemnizaciones. En concreto, en nuestra ciudad se han delimitado recientemente suelos afectados por la inundabilidad en lo referente a la redacción del  Plan General de Ordenación. En este asunto,  el referente a  la inundabilidad,  tiene la última palabra la Junta de Andalucía, máxime que existe una Comisión de Seguimiento de la Junta, que es la administración que  tiene las competencias en el dominio público hidráulico de las cuencas de los ríos Guadalete y  Barbate y en este aspecto, el Ayuntamiento  se ha de ceñir a lo que digan los informes de la entidad autonómica que es quien deberá proveer las garantías correspondientes en cuanto a la redacción  del instrumento urbanístico.

En lo referente a Chiclana- continúan desde este mismo Partido “A tenor de las inundaciones, advertimos desde este partido,  que el puente situado sobre el Carrajolilla, construIdo en período socialista, tuvo mucho que ver en la gravedad de los acontecimientos que ocurrieron en esa zona, tanto por la escasa sección de los ojos, como por la dejación en lo referente al mantenimiento, pues quedaban casi cegados por la maleza, objetos retenidos, etc. A raíz de esos acontecimientos, la Junta vio lo más fácil, considerar inundables parte de  unos terrenos que no lo habían sido nunca, achacándose por parte del PSOE de Chiclana a defectos en la redacción del Plan General”


A partir de aquí- comenta  el PVRE “Se dan las circunstancias para  reclamar a la Junta que cumpla con sus tareas. Es decir: que se ponga al día en el mantenimiento de cauces de ríos y arroyos y que modifique la documentación correspondiente, para que esta se adapte a la situación real. En este sentido, se ha animado en su momento, desde la Delegación de Urbanismo, a presentar alegaciones al respecto y  para colmo de males,  se da la circunstancia de que tampoco se ha venido permitiendo que los ayuntamientos llevaran a cabo, para suplir esta dejadez de la Junta,  el mantenimiento de dichos cauces. Sin embargo, nuestro ente autonómico, sí que envió 620.000 euros a Marruecos, para prevenir las inundaciones del Río Loukkos, en Larache”
.
Termina diciendo el Partido Vecinal que “Se apunta también en las sentencias, que otra de las causas de los daños producidos por las inundaciones fue motivada por la falta de previsión ante las lluvias que se aproximaban.  Sencillamente, se hizo caso omiso de las indicaciones meteorológicas y no se practicaron las medidas correctoras convenientes. Asimismo se destaca en los textos judiciales que las precipitaciones de 2010 no fueron en ningún momento extraordinarias. Se trataría de una pluviometría esperable. Por tanto, aquellas lluvias no se podrían calificar de fuerza mayor”.

ENLACES  A LAS SENTENCIAS


sábado, 2 de agosto de 2014

La Audiencia dice que estar en zona inundable permite reclamar indemnizaciones

¡Buenas noticias! Por fin esta sentencia de la Audiencia Nacional, viene a darnos la razón y condena a indemnizar a la Junta de Andalucía, por la mala gestión del río Guadalquivir.

Después de muchas reuniones, con las diferentes administraciones, grupos políticos, etc. En las que solo hemos conseguido el que nos den largas, nos parecía que a nadie les importaba el sufrimiento de los ciudadanos y el sinvivir constante con el miedo, la tensión y la incertidumbre cada vez que observamos que caen cuatro gotas.

Esta sentencia, reconoce  el daño producido por una mala gestión y la dejadez a la hora de la limpieza de los cauces, observamos desde los medios como ahora, no solamente los afectados por los destrozos de estas inundaciones,  sino también nuestro alcalde José Antonio Nieto, va a estudiar el pedir indemnizaciones, pero desde la Plataforma le recordamos su compromiso cuando era candidato de erradicar las inundaciones en Córdoba.
Compromiso que a día de hoy no solo no ha cumplido, sino que teniendo en su poder la petición de proyecto (elaborada por esta Plataforma) y aprobada conjuntamente en pleno por todos los grupos políticos, lo tiene guardado en un cajón, o a saber.

Se ha dado mucha prisa para decir públicamente que estudiará pedir indemnizaciones, pero no hace nada por solucionar el problema de cara a un futuro.

Desde este blog, queremos dejar claro, que si en un futuro se vuelven a repetir catastrofes similares, no solo son responsables los titulares del río, que también nuestro alcalde por no haber puesto los medios a su alcance para contribuir a la seguridad de los ciudadanos y sus bienes, para nosotros es más importante la vida de las personas que los centros de congresos, metrotren,etc.

La plataforma está contactando con todos los socios afectados para tener una asamblea con nuestro abogado y ver las actuaciones que se van a llevar a cabo con respecto a pedir las indemnizaciones que corresponda a cada vecino.

Como Asociación también estamos abiertos a atender a todos aquellos afectados aunque no sean socios de esta Plataforma.

Para las personas interesadas se pueden poner en contacto a traves del correo de la Plataforma: plataformaafectadosinundacionesguadalquivir@hotmail.com o en el 619.40.41.77.




ABC- CORDOBA

CÓRDOBA / CRECIDA DEL GUADALQUIVIR

La Junta se enfrenta a demandas de cinco millones por la riada de 2010


Día 02/08/2014 - 09.29h

La Audiencia dice que estar en zona inundable permite reclamar indemnizaciones



La Junta se enfrenta a demandas de cinco millones por la riada de 2010


La Junta de Andalucía se enfrenta a recursos o demandas por valor de cinco millones de euros solamente por parte de los 28 agricultores que ya han iniciado actuaciones reclamando que se le abonen los gastos de la riada de finales de 2010. Y en el primer paquete de sentencias, como adelantó ayer este periódico, laAudencia Nacional ha estimado que existen razones suficientes para entender que la Agencia Andaluza del Agua no adoptó las determinaciones necesarias para, en primer lugar, tener los cauces preparados para un incremento del caudal y, en segundo, gestionó de forma incorrecta el proceso de desembalses, lo que agravó los daños de unas lluvias que no fueron, dicen los fallos, «ni torrenciales, ni excepcionales, ni extraordinarias».
Los cinco millones de euros son una cantidad, de partida, bastante alta teniendo en cuenta que se refieren solamente a los propietarios coordinados por Asaja en la zona de la capital. Por comparación, el Estado abonó menos de millón y medio de euros por la totalidad del operativo montado en la riada en la ciudad de Córdoba, el mayor que se destina a una situación de emergencia.
De la lectura de las sentencias emitidas hasta el momento, de diversa cuantía, se deducen dos cuestiones. Por un lado, llegar a cobrar depende más del agricultor y de sus abogados que del tribunal. Los fallos, prácticamente copiados unos a otros, solo rechazan las demandas de los propietarios cuando existen dudas razonables en la acreditación de los daños realizados. Las argumentaciones de laAudiencia Nacional dan por sentado que la gestión de la Administración autonómica agravó el efecto de las lluvias mediante un desembalse masivo, y no preventivo por razones de seguridad, que anegó un cauce del Guadalquivir que había sufrido un estrechamiento como consecuencia de la falta de mantenimiento.
Una de las claves de las sentencias es que establecen de forma definida que tener una propiedad en zona inundable no implica de forma automática no tener derecho a una indemnización si se produce un supuesto de responsabilidad patrimonial por parte de la Administración. En este caso concreto, la Junta de Andalucíaalegó que los propietarios de zonas inundables conocen los riesgos de tener fincas agrícolas junto al cauce del Guadalquivir y que, de hecho, no se le puede pedir dinero a la comunidad autónoma por una subida natural de las aguas.
En el caso concreto de la riada de diciembre de 2010, la Audiencia Nacional entiende que, en tanto decisiones oficiales contribuyeron a agravar los efectos de las inundaciones, la responsabilidad patrimonial de la Administración rige en su totalidad. Una de las cuestiones a tener en cuenta es que ninguno de los recurrentes actuales ante la Audiencia Nacional son propietarios de viviendas, como las parcelaciones del aeropuerto. Todos son empresarios agrícolas coordinados por Asaja y la explotación de las tierras inundables es perfectamente legal según la legislación sectorial en esta materia.
La Junta de Andalucía emitió ayer un escuetísimo comunicado sobre este asunto. La Consejería de Medio Ambiente, cuya titular es la cordobesa María Jesús Serrano, aseguró que estudia la sentencia y que la valorará cuando tenga una opinión formada. En realidad, los servicios jurídicos autonómicos llevan varios meses recibiendo pronunciamientos legales de estas características que no tienen la posibilidad de un recurso de casación -ante el Tribunal Supremo- de carácter ordinario, lo cual dificulta soberanamente mantener el pleito vivo.
La Administración autonómica tomó las riendas de las políticas sobre la cuenta del Guadalquivir en 2008 como consecuencia de la aprobación del Estatuto de Autonomía, que consideraba que eran unos poderes propios del gobierno regional. El Tribunal Constitucional decidió anularlo todo, cuando ya se había generado el traspaso de recursos, poderes y funcionarios, ya que la cuenca del Guadalquivir afecta -muy parcialmente- al territorio de las comunidades autónomas de Extremadura y Castilla-La Mancha. La legislación estatal dice que las autonomías solo pueden ser responsables de las cuencas que discurran en su integridad por su territorio. Actualmente, las políticas sobre el Guadalquivir se encuentran de nuevo en la Confederación Hidrográfica, que depende del Ministerio de Medio Ambiente.
Uno de los reproches más severos establecidos desde la Audiencia Nacional a la Junta de Andalucía es que, de forma particular, no estableció cautelas básicos en lugares donde los propios documentos oficiales creen que existe un peligro especial de desbordamiento. Se trata, en concreto, de las orillas ubicadas aguas abajo del término municipal de Villafranca de Córdoba. El fallo queda acreditado que esa zona no tuvo cuidados específicicos que podían haber paliado las riadas de diciembre de 2010 que, asegura el fallo, no se produjeron por un régimen extremo de precipitaciones.

Nieto ve una "incompetencia absoluta" en las inundaciones

DIARIO CÓRDOBA


TRAS LAS SENTENCIAS QUE CULPAN A LA AGENCIA DEL AGUA DE LAS CRECIDAS DEL 2010

Nieto ve una "incompetencia absoluta" en las inundaciones



Anuncia que el Ayuntamiento estudiará ahora reclamar daños. La Audiencia Nacional da la razón a agricultores que reclamaron



Imagen aérea de las inundaciones en diciembre del 2010. - RAFAEL TENA


REDACCION 02/08/2014

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, consideró ayer que el tiempo ha dado "la razón" a las sospechas que albergaba sobre la responsabilidad de la Agencia Andaluza del Agua (AAA) en las inundaciones de diciembre del 2010 en Córdoba, entre otros muchos puntos andaluces de la ribera del río, en un periodo en el que esta entidad de la Junta de Andalucía era la gestora de la cuenca del Guadalquivir hasta que ésta volvió a la Administración central.
Nieto hizo esta consideración durante un encuentro con la prensa ayer, afirmando que la gestión de la cuenca fue "absolutamente nefasta" y recordando que ya se denunció en el Parlamento de Andalucía en su día esta "absoluta incompetencia" por parte de la dirección de la AAA, que habría permitido por la mala conservación del cauce y el desembalse sin coordinación de los pantanos las inundaciones que se sufrieron en ciudades ribereñas del Guadalquivir, entre ellas Córdoba, con el desalojo de centenar y medio de viviendas y el realojo de más de medio millar de personas y miles de euros en gasto de administraciones en limpieza y recogida de residuos y lodos en espacios públicos.
El alcalde, hizo estas consideraciones tras conocerse una serie de sentencias de la Audiencia Nacional que en la mayor parte de los casos dan la razón a agricultores cordobeses que, con la ayuda jurídica de Asaja, acudieron a los jueces para resarcirse de los daños por las inundaciones de diciembre del 2010, y que condenan a la Agencia del Agua a pagar, según el caso, a varios miles de euros como indemnización, llegando hasta los 300.000 euros. En estas sentencias, la Audiencia considera que el mal mantenimiento del río y el desembalse descoordinado de los pantanos, a pesar de las previsiones meteorológicas que advertían de un nuevo periodo, propiciaron las crecidas y las inundaciones, según los informes periciales en los que se basan los fallos.








La Junta, condenada a pagar los daños de la riada de 2010


ABC-CORDOBA

CÓRDOBA / INDEMNIZACIONES A AGRICULTORES

La Junta, condenada a pagar los daños de la riada de 2010



Día 01/08/2014 - 09.48h

La Audiencia Nacional carga contra la ausencia de mantenimiento y contra la gestión de los desembalses



La Junta, condenada a pagar los daños de la riada de 2010


La Junta de Andalucía tendrá que pagar como responsable de daños generados por la riada de finales de 2010 y, en concreto, por acciones y omisiones durante los días previos a la catástrofe. La demanda viene de un grupo de agricultores, en concreto 28 y todos del término municipal de Córdoba capital, que sufrieron daños en sus propiedades como consecuencia del incremento del caudal.
Unidos por la patronal agraria Asaja, decidieron encargar un informe técnico al departamento de Hidrología de la Universidad de Córdoba. La Audiencia Nacional ha empezado a emitir sentenciasque, en la mayor parte de los casos, son condenatorias. Obliga a la Junta de Andalucía a pagar la totalidad de los daños sufridos por las explotaciones agrarias durante aquellos días aciagos de agua y barro bien a los propietarios, bien a los arrendatarios. Se trata de cantidades importantes. Entre 50.000 y 300.000 euros, según las sentencias conocidas hasta el momento.
Los fallos judiciales se apoyan en dos documentos clave. En primer lugar, el informe citado de los expertos de la Universidad de Córdoba. En segunda instancia, en un peritaje realizado por un ingeniero agrónomo a instancia del tribunal que examina cómo estaba el cauce del Guadalquivir y cómo se actuó. La cuestión clave radica en qué mantenimiento se realizó del río y cómo se realizaron los desembalses que se llevaron a cabo en esos días. La Junta siempre ha negado que llevase a cabo una mala gestión de todo el proceso en unas decisiones que se tomaron en un momento competencial delicado.
La Administración autonómica habían asumido los poderes sobre el Guadalquivir, decisión posteriormente revocada por sentencia del Constitucional, al entender que una parte de la cuenca excede los límites geográficos de la comunidad autónmoma de Andalucía. 
Mantenimiento deficiente
Lo que aseguran los agricultores es que la Administración competente, la Junta, omitió totalmente su deber de mantenimiento del cauce del río y de los arroyos. Ello degeneró en un estrechamiento del mismo y en una disminución relevante de la capacidad de evacuación de aguas. Ambos informes periciales aseguran lo mismo. El río, a finales de 2010, estaba colmatado por una acumulación de barro, vegetación y residuos. Un completo reportaje fotográfico está sirviendo de apoyo a las causas ante la Audiencia Nacional.
El documento técnico dice que los desembalses efectuados en diciembre de 2010 «aumentaron notablemente el caudal que circuló por el colmatado río Guadalquivir y el arroyo (en la sentencia, el Mantequeros) agravando la situación». La Audiencia Nacional asegura directamente lo siguiente: «Dichos desembalses ponen de manifiesto una mala gestión por parte de la Administración, pues ante las previsiones meteorológicas se debió regular el caudal de los embalses, soltando agua de forma paulatina para que (no) se encontraran al límite de su capacidad cuando llegaron las lluvias, como era de esperar en esa época del año y fue previsto por la información meteorológica difundida durante las semanas anteriores».
Pantanos llenos
Los embalses, dice la Audiencia Nacional, se encontraban al 83 por ciento de su capacidad el cinco de diciembre de 2010, alto porcentaje de llenado que obligó a desembalsar parte del agua en los días de las inundaciones al no haberse realizado con anterioridad desembalses previos que mantuvieran los pantanos a un nivel de seguridad aceptable. La sentencia entiende que la Junta cometió un fallo de seguridad inaceptable en el delicado sistema hídrico de la cuenca del Guadalquivir.
Una cuestión de relevancia es que las lluvias de finales de 2010 no explican, a decir de los informes, la magnitud de los daños que tuvieron lugar. Las precipitaciones de esas fechas «no fueron ni torrenciales, ni extraordinarias, ni excepcionales». En concreto, dice la Audiciencia Nacional, cayeron 154,5 milímetros (o litros por metro cuadrado), lo que supone un periodo de retorno de 31,5 años, lejos del incremento brutal de precipitaciones y caudal que tiene lugar, estadísticamente, cada medio siglo.
De forma expresa, el tribunal rechaza las alegaciones que aseguran que lo que tuvo lugar fue un enorme problema climático. Al contrario, asegura que existió una componente humana y, en concreto, del funcionamiento de los servicios públicos que no funcionaron en materia de prevención como tendrían que haberlo hecho. Entre otras cuestiones, el cauce demostró tener menos capacidad de evacuar agua que en 1963, la gran riada de referencia.
La riada de 2010 -en realidad, se produjeron dos episodios- fue una de las emergencias que ha tenido que hacer frente a la ciudad de mayor gravedad y que obligó a realizar un gasto muy relevante en un operativo específico. Se tuvo que desalojar 150 viviendas y se hubo de buscar alojamiento temporal a unas 700 personas. El operativo retiró cerca de 900.000 kilos de residuos de obra y 200.000 metros cúbicos de lodo.