Páginas vistas en total

viernes, 13 de marzo de 2015

El Consistorio retoma la obra de mejora de los márgenes del río

DIARIO CÓRDOBA


LUCENA INTERVENCION EN EL ENTORNO DEL PARQUE DEL CASCAJAR


Pretende evitarel peligro de inundaciones ante fuertes lluvias. La actuación afecta al tramo entre los puentes de Cabra y Vadillo

 Cauce del río Lucena, junto al nuevo puente de Cabra. - Foto:J.A.F.

JUAN A. FERNANDEZ 15/02/2015

Se han reanudado en Lucena los trabajos de limpieza del cauce del río, una actuación de la que se está ocupando el Ayuntamiento y cuyo objetivo es mejorar el estado que presenta el mismo a su paso de la zona del parque del Cascajar. Según informa el alcalde, Juan Pérez, los trabajos también se marcan como reto frenar el considerable peligro que se desprende del estado actual del cauce, sobre todo cuando se producen fuertes precipitaciones.
Las actuaciones se han iniciado junto al nuevo puente de Cabra y en las mismas se está llevando a cabo la eliminación de la gran cantidad de marrorrales y cañaverales que cubren buena parte del cauce.
El alcalde lucentino ha añadido que estos trabajos, cuya ejecución se había solicitado a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y a la Agencia Andaluza del Agua, están siendo abordados por el Ayuntamiento, dado que estas entidades han asegurado que no tienen competencias en este caso concreto. Los trabajos se iniciaron hace unos días, pero se ha visto la conveniencia de aplazarlos, dadas las lluvias de las últimas jornadas, que podrían haber perjudicado el desarrollo de los mismos.
Hay que tener en cuenta que en este proyecto se contempla actuar en el tramo comprendido entre el mencionado puente hasta llegar a la zona de la Torca y el puente Vadillo. Con ello, además, se da cumplida respuesta a la aspiración de los vecinos de la zona, así como de numerosas personas que realizan su práctica deportiva en los alrededores del río y concretamente en el parque del Cascajar. Este último enclave siempre fue un pulmón natural de la ciudad y hace unos años así lo entendió el Ayuntamiento, que llevó a cabo la instalación de bancos y farolas en este lugar, un equipamiento que fue destruido progresivamente tanto por los efectos de las inundaciones como a consecuencia de los actos vandálicos. En su momento se actuó sobre la histórica fuente del Cascajar, que surtió a muchos vecinos de Lucena de agua potable, incluso en los años más duros de sequía.
DESPRENDIMIENTOSEl alcalde ha señalado asimismo la intención del Ayuntamiento de actuar en la zona con un proyecto paralelo que permita reparar los desprendimientos que se han producido en el talud del cauce a la altura de la calle de Los Manzanos. En ella varios vecinos han venido denunciando el peligro que supone este talud para la integridad de las naves ubicadas en la zona más cercana al cauce, en la que han llegado a aparecer incluso algunas grietas.
Pérez ha pedido a las administraciones competentes los recursos necesarios para acabar esta zona en la que no se llegó a ejecutar al 100% el Plan del Río.

"LOS EMBALSES", "LAS HIDROELECTRICAS" "LOS CAMPOS DE REGADIO" Y "EL DINERO QUE GENERAN"

DIARIO CÓRDOBA

CRECIDA DEL RÍO


El tramo final del Ebro, pendiente de que los embalses detengan la riada



El tramo final del Ebro, pendiente de que los embalses detengan la riada -

EFE 03/03/2015
El Ebro continúa estable en su tramo final, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), y las distintas poblaciones situadas en sus márgenes esperan que los diferentes embalses contengan las posibles inundaciones.
Así, según la CHE, el Ebro a su paso por la estación de aforo de Ascó (Tarragona) mantiene un caudal de 1.559 m3/s, mientras que en la de Tortosa (Tarragona) es de 1.561 m3/s.
En cuanto al nivel de los pantanos, Mequinenza, el mayor del sistema de embalses del tramo final y sobre el que se centran las esperanzas de absorber todo el volumen de agua que ha pasado por Navarra y Aragón, se encuentra al 94,94 % de su capacidad, mientras que el de Riba-roja d'Ebre está en el 98,19 %.
El ritmo de subida del nivel de los pantanos es de entre el 1,1 y el 8 % cada 6 horas.
En las Tierras del Ebro ya hace más de 10 días que el río baja lleno aunque, hasta ahora, sin consecuencias importantes, pese a que se han inundado algunos paseos, campos próximos al cauce y embarcaderos.
Según la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), los caudales seguirán elevados los próximos días, al menos hasta el domingo, "aunque no se prevén incidencias ni desbordamientos, ya que los desembalses permitirán absorber las aportaciones de agua que deben llegar", informa Protección Civil.
Móra d'Ebre, Benifallet y Miravet son los pueblos con más posibilidades de tener afectaciones si el caudal aumenta y, en el caso de Miravet, ya hace días que se han quitado los motores que bombean agua de los pozos y se han inundado entre 3 y 4 hectáreas en zonas muy bajas.
"En Miravet, con 1.800 m3/s, entra el agua en algunas fincas, se impide el acceso a la carretera por el paso de barca y se deberían desalojar bares y comercios en la parte mas baja", apunta el alcalde del municipio, Toni Borrell.
Borrell se ha mostrado desconfiado en la gestión de los caudales, pues "los embalses, además de ser utilizados para consumo o regadíos, también generan energía. Cuanto más alto es el nivel, más pueden generar electricidad. Aquí entramos en la dinámica de quién manda en el río: ¿la CHE o las hidroeléctricas?".
Protección Civil de la Generalitat (DGPC) mantiene en prealerta el Plan Inuncat y recomienda limitar las actividades de ocio y profesionales por los caudales que se pueden alcanzar.
También hay que extremar la precaución cerca de los ríos y zonas inundables y alejarse de ellos en caso de riesgo.
ENLACE AL EL DIA DE CÓRDOBA

Pedro Sánchez: "¿Qué coño tiene que pasar para que Rajoy esté con los vecinos?"


DIARIO CÓRDOBA


                                                               APAIG.


Para APAIG. Las manifestaciones del alcalde de Miravet,  Toni Borrell. Son las más acertadas, puesto que una presa o embalse que esta al máximo de su nivel poca agua puede retener, por contrario si se hubiese ido desembalsando progresivamente y con control de forma que el río llevara un caudal continuo, si sería posible que después los embalsen tuviesen capacidad para retener más agua.

Pero para eso se tenían que haber activado el protocolo de seguridad antes de... y no después, cuando las lluvias más los deshielos y los desembalses, provocaran lo que viene siendo habitual en esta región.

Paco León.