Páginas vistas en total

lunes, 23 de junio de 2014

OTRO PERIODISTA GOZNO-SUBNO... CON LA BARRIGA LLENA.






CÓRDOBA / PRETÉRITO IMPERFECTO

El parcelismo militante


Día 22/06/2014


ABTÉNGASE de que un político le siga la pista en esta ciudad y se preocupe de cuáles pueden ser sus inquietudes si usted no tiene parcela ilegal, no pertenece a ninguna asociación del movimiento vecinal o su máximo establishment; no tiene carné de peña o en su defecto sindicato; no ha pisado el salón de plenos ni con pancarta ni sin ella o no le ha dado por ocupar recientemente algún espacio público (ése que es de todos)... Más aún, si con asiduidad le da por pagar todos los tributos locales de manera religiosa, intenta abrir un negocio sin engañar a nadie, vive en un piso de cualquier barrio donde aparcar es un infierno, le cortan la calle cada dos por tres y casi nunca protesta, o para colmo de males es de los que «va a misa a la Mezquita», dése por perdido e ignorado. Como si no existiera. Siéntase parte integrante del que podemos llamar partido invisible de Córdoba que apenas si da juego en los sondeos baratitos y no cuenta con la fortuna de aparecer en la agenda de ningún prócer de ésta que fuera colonia patricia. Ni tan siquiera en la de los aspirantes a candidato, que ya van teniendo su importancia en ésta que fue capital del Califato omeya.En la última década, los políticos de esta ciudad han dado tres amnistías a un colectivo que se viste de cordero siendo lobo

Pero de todos los lobbies anteriormente señadlados hay uno que, haya o no crisis económica, cambien los habitantes de la planta noble de Capitulares o se haga una gran obra de la Junta en Córdoba que no la proyecte Juan Cuenca, es intrínseco al paisaje sociológico y político de una ciudad condenada al mismo chantaje siempre. A entender la norma por su vulneración sistemática y a somatizar la trampa como una forma de vida y hacer política de hechos consumados y victimismo social. «Las criaturas». El parcelismo militante, transversal en las cuentas de la lechera que PP, IU y PSOE hacen sobre los factores correctores de Podemos y Sandokán para 2015, se ha aupado con el tiempo a la categoría de fuerza local con un claro hueco en el juego de intereses, promesas y supuestos caladeros de sufragios determinantes. Usted es plano, cumple las normas, no cuenta. Aburre.
Vamos camino de la tercera amnistía al parcelismo militante en ésta que fuera urbe real. La primera llegó con el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) recién horneado. Ocho millones de metros cuadrados de parcelaciones ilegales se convertían por la magia del urbanismo en suelo urbanizable con los mismos derechos que esas primeras urbanizaciones a precio de vellón de El Cortijo del Cura, Carrera del Caballo o Mirabueno. Corría el 2001. Mellado, el conspicuo líder socialista, bendecía con una mano la operación mientras que con la otra precintaba a la banda del ladrillo impúdico, que roturaba tierras y metía «criaturas» en autobuses para escriturar sus cachitos de felicidad proindivisa.
Luego llegaría la segunda amnistía. Modificaron el PGOU para dar cabida a otro «milloncillo» de metros cuadrados irregular. Les dio cargo de conciencia, claro. Y trece años después, cuando ni tan siquiera hoy ninguna de esas primeras parcelas ha recorrido completo el camino de trámites urbanísticos para lograr la licencia de la que carecen, todas las fuerzas políticas se han puesto de acuerdo para hacerle la ola por tercera vez al parcelismo militante. Toca rebajarles los límites legales de habitabilidad, darle oficialidad a los enganches que se venían permitiendo bajo cuerda toda la vida, y estudiar hasta la posibilidad de rebajar las sanciones económicas. Cheque en blanco, ridículo y vergonzoso entreguismo en pos de unas elecciones en las que el voto de un parcelista parece que vale doble. El de usted, cordobés plano y llano, ni la mitad. Serán cosas de la Ley D’Hont.


CONTESTACIÓN DE D. MANUEL HIDALGO ROMERO, EN NOMBRE DE TODOS LOS PARCELISTAS Y MIEMBROS DE CALU.

En primer lugar, desencantado de saludarle, señor Poyato.
Lejos de mi ánimo querer ofenderle, todo lo contrario, le dirijo un halago, en relación a  lo que pasa por mi mente, en referencia al bodrio, desde mi punto de vista, que no sé si Ud. o alguien que le quiere mal, ha titulado “El parcelismo militante”.
Después de leerlo, me fui  a echar la siesta y, durante esta,  tuve sueños borrascosos. Solo vi seres abyectos, pegajosos y babeantes revoloteándome por la cabeza,  con ganas de devorarme, junto a los que me rodeaban.
En el trasfondo y a modo de pancarta, recuerdo en la neblina onírica, rotulado en un verde viscoso  El Parcelismo Militante, tremulante y amenazador sobre nuestras cabezas en su deambular por el escenario tormentoso indescriptible y vomitivo.
Al volver sobresaltado a la realidad, tenía todavía ante mí el infraescrito de marras.
Han pasado dos horas y, aún persisten las ganas de vomitar en mis intestinos.  Pero ya irán pasando. Espero.
Por lo leído, me da la impresión de parecerse a un paisano que se rodeaba, de lo que se suele llamar en la jerga,  gente de buena familia. Es decir, obedientes, poco dotados para  abandonar a las estructuras del sistema, de los que saben dar cabezazos y decir: Sí, bwana.
Este señor trepó y trepó y trepó… Llegó a tener un cargazo ¡Era tan bien mandado…!
Aprovecho para decirle que la ortografía no debe ser su fuerte.
El panfleto que ha ¿ha salido de su pluma? Empieza mal. Hoy no le voy a cobrar por la clase. Señor, donde dice ABTÉNGASE, debiera decir ABSTENGASE. Aunque ya tan mayor, puede que haya  cosas difíciles de aprender.
Es usted magnífico para  encasillar  a los demás. Habla de parcelistas ilegales (todavía no ha aprendido lo de parcelas irregulares, hoy tampoco le cobro por esto), pancarteros, movimientos vecinales, peñistas, …  grupos a los que dirige sus envenenados dardos.
Y ahí se confiesa, nunca mejor dicho. Ensalza a los que, con todos mis respetos,  van a misa a La Mezquita. Ahí, sí. Ahí se quita Ud. el sombrero. Estos sí que son los buenos para Ud. El resto de los mentados, por exclusión, ¡A por ellos!
Por cierto, se le ha olvidado hacernos una semblanza de los miles de políticos de alto, medio e inferior rango, encartados por la justicia, debido a lo que el acervo popular conoce como chorizos ¿Casualidad, olvido? Usted dirá. A estos, no los encasilla.
Tampoco mete en el saco, de los nombrados en su escrito, a los medios que camuflan el diario acontecer y que reciben sustanciosas subvenciones de las distintas administraciones ¿Está El Diario de Córdoba  entre estos subvencionados que viven de la mamandurria y que ya pocos leen, salvo los que, al parecer,  adulan al amo?
 Sería interesante su respuesta, pero justificada con la cuenta de resultados del ejercicio anterior. A ver si este Diario camina por sus propios medios o necesita biberones externos.
Le recuerdo algunos detalles, por si quiere redactar otro panfleto bis. Existen Urdangarines y los que lo rodean, Fabras, Jaumes Matas, ERES, Cursos de Formación,… No los cita ni por asomo.
Por sus andares se le ve venir. Por lo visto es fácil desviar la atención del clima insostenible que tenemos dirigiendo su veneno hacia el de abajo.
Se ensaña con el que ha sido estafado por un promotor que ha vendido una parcelación y se ha quitado de en medio, estafando a gente sencilla que ha pedido sus correspondientes préstamos hipotecarios para estafar al personal. Personas que, de haber tenido medios, como es lógico, hubieran accedido a un chalé en una urbanización de lujo y con todas sus bendiciones.
Le recuerdo que entre los propietarios de viviendas irregulares hay también personas que por alejarse de lo que llamamos un subvencionado, han construido su vivienda, en sábados, domingos y fiestas de guardar. Otros mientras iban a misa.
Poner en su conocimiento, sigo sin cobrarle, que en Andalucía se calculan unas 300.000 viviendas de las que usted subestima y en España, un millón.
Miles de extranjeros han sido estafados por promotores delincuentes que, de acuerdo con políticos de su misma calaña, han abusado de la buena fe de quien ha comprado esas envenenadas viviendas que han supuesto un losa para su merecida jubilación. Para el sueño dorado en España. Lea, lea, los periódicos ingleses, belgas, etc. Para estos ciudadanos era impensable que una vivienda se pudiera construir y transmitir y que después viniera la administración a demolerla, aún teniendo licencia.
De la tarta han participado bancos, notarios, registradores, las diversas administraciones, agencias inmobiliarias, políticos,… Pero Ud. va a lo fácil y se ensaña con el de abajo. Es lo que en términos bélicos se denomina una maniobra de diversión o el efecto pulpo. Vamos a enturbiar el paisaje, para que no se vea lo que lo rodea. Tampoco cita a ninguno de estos actores.
¡Qué bien! Y a todo esto, sin despeinarse. Se queda Ud. tan pancho
Asimismo, le recuerdo que la mayor parte de las concentraciones humanas se han constituido bajo presión demográfica y no por orden de los poderes fácticos ¿O les negamos la existencia a quien no pueda acceder a una vivienda urbanizada? ¿Qué se hace, dormir en la calle? ¿Cobijar a los hijos bajo un puente?
Puede que Ud. tenga medios de vida suficiente, así como los de su grupo, para adquirir una vivienda o parcela  de promoción, Otros no tienen esa suerte.
Somos decenas de miles de parcelistas organizados en la ¨Confederación CALU. 
Reenviaremos sus perlas a todos nuestros integrantes, para que hagan cálculos y puedan apreciar  qué medios se destacan por sus lindezas, debido a los escritos vomitivos que nos dirigen.
  Por mi parte, hasta nunca. Siga, siga  haciendo amigos así.
  Después de su bodrio, puede ir a darse un paseo y tomar viento fresco o lo que le parezca... “señor”.

           Manuel  Hidalgo Romero.

domingo, 22 de junio de 2014

Los ayuntamientos tendrán que indemnizar a 900.000 familias

Expansión,con

RECALIFICACIÓN DE TERRENOS
19.06.2014MADRIDSergio Saiz .


 
El Supremo falla en contra de la Administración y de las recalificaciones de terrenos realizadas en pleno ‘boom’ inmobiliario, por lo que los consistorios tendrán que devolver una parte del IBI cobrado.

Revés judicial para las maltrechas arcas de los ayuntamientos, que van a ver cómo ingresan cada año alrededor de 4.500 millones de euros menos por el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), además de tener que devolver parte de este tributo cobrado en los últimos años. En una reciente sentencia, a la que ha tenido acceso EXPANSIÓN, el Tribunal Supremo (TS) considera que los propietarios de fincas recalificadas como urbanas, pero donde no se hayan construido edificios, podrán pagar la tasa como si se tratara de suelo rústico.
El fallo del Alto Tribunal, que afecta a más de 900.000 parcelas en España, se remonta a un conflicto que la Administración Pública mantenía con unos 300 propietarios de fincas en Badajoz. El Ayuntamiento de esta ciudad decidió, en 2007, recalificar varios terrenos rústicos y darles la consideración de urbanos, por lo que muchos propietarios vieron cómo el impuesto que pagaban en concepto de IBI era, en algunos casos, hasta cien veces más.
Aunque en principio una recalificación es positiva, pues supone aumentar el valor catastral de una finca, esto es sólo una buena noticia si el propietario vende los terrenos a una inmobiliaria que pueda desarrollar un proyecto urbanístico, ya que el precio del valor del suelo se dispara. El problema llegó con la crisis y el fin de la burbuja inmobiliaria, que supuso la paralización de la mayoría de los planes urbanísticos en España, atrapando a propietarios y constructoras, que se encontraron en posesión de parcelas con unas altas cargas impositivas y poco o nulo rendimiento económico.
Reclamaciones
En 2009, varios propietarios afectados por las últimas recalificaciones del Ayuntamiento de Badajoz iniciaron una reclamación para pagar el IBI como suelo rústico. Primero fue ante el catastro, que rechazó las pretensiones de los afectados. Después, recurrieron ante el Tribunal Económico-Administrativo de Extremadura, que también desestimó la demanda. Sin embargo, en 2013, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Extremadura dictó una sentencia revolucionaria al aceptar las pretensiones de los propietarios y considerar que, aunque se trate de suelo urbano, el IBI correspondiente a esta categoría sólo debe hacerse efectivo cuando exista un plan parcial urbanístico o se haya construido alguna dotación (carreteras o alumbrado). En caso contrario, se paga como terreno rústico.
“La sentencia no señala que el suelo deje de ser urbanizable, sino que su valor es rústico mientras no tenga un desarrollo urbanístico”, explica Luis Diaz-Ambrona, socio del bufete que lleva su apellido y representante legal de los afectados que lograron el fallo a su favor del TSJ de Extremadura.
Con el objetivo de que este fallo no sentara jurisprudencia, el Estado interpuso un recurso de interés de ley ante el Tribunal Supremo, que si bien no servía para revocar la sentencia anterior, al menos evitaría que fuera de aplicación en el resto del país. Sin embargo, el TS ha fallado en contra de la Administración, por lo que la decisión del TSJ de Extremadura “rige para todos los tribunales y jueces de España”, según apunta Antonio Hernández Mancha, socio de MGM Mancha Asesores y abogado que ha participado junto a Diaz-Ambrona en la representación de afectados en esta segunda fase del conflicto ante el Supremo.
Interés general
Los abogados del Estado intentaron que el Alto Tribunal rechazara esta nueva doctrina alegando que era “gravemente dañosa para el interés general”, ya que, según sus propios cálculos, hay más de 900.000 inmuebles afectados en España que podrían beneficiarse de esta medida. Aunque todavía no existen cálculos económicos sobre el alcance real de esta sentencia, que dependerá de la cifra oficial que facilite el catastro, las primeras aproximaciones apuntan a que los ayuntamientos dejarán de ingresar 4.500 millones de euros al año por el IBI, cuya recaudación depende principalmente de los terrenos declarados como urbanos.
Esta sentencia del Supremo no se aplica automáticamente a todos los casos, sino tan sólo a aquellos que se encuentren recurridos ante los tribunales, que ahora deberán aplicar el fallo del TS. Sin embargo, Diaz-Ambrona y Hernández Mancha explican que “puede buscarse un traje jurídico” para que quienes no hayan reclamado por la vía judicial puedan verse beneficiados y se les devuelva el dinero pagado en exceso. El problema, según estos expertos, es que cada comunidad autónoma tiene su propia normativa urbanística y cada Ayuntamiento su plan local, por lo que es necesario estudiar cada caso. “Aun así, la filosofía general es la misma”, apuntan y aunque cada consistorio utilice unos términos diferentes, la doctrina del Supremo marca que debe tenerse en cuenta el valor rústico para efectos fiscales cuando no exista desarrollo urbanístico en los terrenos afectados.
En su sentencia, el Alto Tribunal asegura que, de no ser así, se estaría vulnerando el artículo 33 de la Constitución, que defiende la propiedad privada y garantiza que “nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos”. El Supremo llega a tener en cuenta que, de aplicarse un valor superior para calcular un impuesto, podría hipotéticamente llegar a plantearse que se está confiscando una propiedad ya que, como explica Luis Diaz-Ambrona, “se está gravando una riqueza inexistente”.
Es más, tras la recalificación de los terrenos y la posterior caída del sector inmobiliario, se han llegado a dar casos de propietarios que han heredado terrenos que, al ser considerados urbanos, no han podido hacer frente a los pagos del tributo. En situaciones extremas, al no encontrar un comprador, los dueños no han encontrado otra solución salvo ofrecer metros cuadrados de la finca afectada como pago en especie a los ayuntamientos. Aunque éste no es el objetivo de los consistorios, dada la elevada carga impositiva podían hacerse con el control efectivo del suelo en poco más de una década.
Además de para particulares, el fallo del Supremo también supone una inyección de oxígeno para las cuentas de las inmobiliarias con suelo no urbanizado en sus carteras, ya que, además de ahorrarse el gasto tributario que supone tener activos no edificados en su balance, podrán apuntarse créditos fiscales que, en algunos casos, incluso podría servirles para superar una situación de concurso de acreedores.
¿Cómo se calcula el IBI?
Los ayuntamientos ingresan anualmente cerca de 10.000 millones de euros por el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), de los que la mayoría, más del 90%, procede de lo que se condiera suelo urbano. Al estar dentro de las ciudades y poder edificarse, su valor castratal aumenta considerablemente y los propietarios tienen que pagar entre el 0,5% y el 1% de su valor. Sin embargo, en el caso del suelo rústico, el gravamen se establece de forma diferente, ya que se establece en función del rendimiento que se obtenga por su uso, por ejemplo, en función del cultivo. Esto hace que, por ejemplo, una recalificación suponga pagar hasta cien veces más de IBI por el mismo terreno.

NOTICIAS RELACIONADAS

viernes, 20 de junio de 2014

AUTOPROTECIÓN


AYUNTAMIENTO DE MIJAS


Lunes, 12 Mayo 2014 14:55

El Ayuntamiento recuerda a los propietarios de parcelas rurales que están obligados a presentar un Plan de Autoprotección contra Incendios

El Ayuntamiento recuerda a los propietarios de parcelas rurales que están obligados a presentar un Plan de Autoprotección contra Incendios
Los responsables del área de Medio Ambiente están mandando cartas a todos los dueños de estas para apremiarles a que lo hagan
Mijas, 12 de mayo de 2014.- El concejal de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Mijas, José Francisco Ruiz Fontalba, ha recordado hoy a todos los propietarios de parcelas, fincas o cualquier tipo de terreno ubicado en zonas rurales, que tienen la obligación de contar con un Plan de Autoprotección contra Incendios Forestales en su propiedad o diseminado al que pertenecen.
“Se trata de un trámite obligatorio, ya que la Junta de Andalucía así lo establece en la normativa 5/1999 sobre prevención de este tipo de siniestros. Este requisito es para todos, tanto para los que tienen una construcción en su parcela, como para los que no la tienen”, manifestó el edil.
En este sentido, como apuntó, el área que dirige está mandando cartas a todos los propietarios de terrenos situados en ámbito rural para apremiarles a que presenten sus planes de autoprotección en las dependencias municipales “lo antes posible”. Al hilo de este asunto, Ruiz Fontalba comentó que “es más eficaz y económico si los planes de autoprotección se realizan conjuntamente”, es decir, entre todos los propietarios de un determinado núcleo rural.
Para ello, con el fin de facilitar esta tramitación a todos los dueños de estas, el técnico del departamento municipal de Medio Ambiente, Francisco Pérez, informó que los responsables del mismo han diseñado un formulario para que sean los propios interesados los que rellenen e informen al Consistorio de las características de su propiedad, comunidad o diseminado al que pertenecen.
“Toda esta información se la pasamos a los Bomberos, a la Policía Local y a Protección Civil. Es muy importante porque, en caso de incendio, mejorará su capacidad de planificación y respuesta”, dijo.
Desde que octubre de 2013 hasta abril del presente año, se han producido cerca de 50 incendios en Mijas, por lo que la preocupación del equipo de Gobierno municipal es latente. Sobre todo, después de que el pasado invierno haya sido poco lluvioso y la vegetación, por tanto, esté bastante seca.
Un plan de autoprotección, además de servir de mucha ayuda a los servicios de emergencia, sirve para planificar la articulación de medidas de prevención contra estos siniestros destinados a evitar que las llamas de un posible incendio puedan afectar a un conjunto residencial, entre ellos, la creación de un perímetro de seguridad en los alrededores de la urbanización, diseminado o parcela. 

UN COMENTARIO QUE DESCRIBE FIELMENTE LA REALIDAD-AUNQUE SOLO ES UNA PARTE


Publicado en Cordopolis



Ciudadano
17/06/2014 a las 21:15
Antes de nada pido perdón por mi extensión y si ofendo a alguien. Es curioso como las personas mal informadas hacen comentarios bárbaros, QUE DERRIBEN”- “QUE PAGUEN”- “ILEGALES”- Para hablar primero información, empezando por ciertos iluminados que escriben en los medios, incluido alguien del diadecordoba, que parece no haber hecho bien su trabajo de contrastar la información, parece más bien una opinión personal aberrante, que solo envenena. En primer lugar cuando construyeron cometieron “ilegalidades”, algunos hace más de 75 años(antes de 1975 no era necesario todo este papeleo), perdonenme pero en esos años todavía no existían algunos barrios muy “legales” de los que hoy presumimos. A esos los legalizaron, a estos no. Cierto es que desde entonces no ha parado, pero se nos olvida que cuando la Ley se endurece no son los parcelistas buscando un lugar para poner su cama, sinó que comienza la especulación, pero por parte de grandes hacendados que parcelan ilegalmente tierra rústica de labor y de gran valor agrícola, para llenar sus sucios bolsillos a costa de los menos agraciados, que ni aportaron el 10% que hay que entregar al ayuntamiento(que nos toca pagar ahora a los que no nos corresponde), ni otros impuestos que nadie les reclamó nunca, y sí, efectivamente hay casas que parecen de unos marqueses, pero no es una cantidad que definida como la mayoría, la mayoría son simples familias trabajadoras que solo pudieron acceder a eso. También es cierto que en años de burbuja cualquiera se hacía una piscina pa remojarse en la parcela teniendo su pisito en córdoba, como si de ricos se tratara, pero hay que recordar que eso es de hace cuatro días, sigue siendo una mayoría gente humilde con tan solo esa vivienda y en buena cantidad personas mayores con pensiones de verguenza. Bueno hay mucho que hablar si les derribamos la vivienda y los ponemos de patitas en la calle. Por cierto construyeron ilegalmente (prescribe a los cuatro años), con el mirar hacia otro lado de la autoridades que no se atrevieron a hacer nada durante 75 años, las parcelas han estado pagando sus impuestos IBI como todo vecino del centro, también es cierto que algunas no pagaban lo que debía de ser, pero solo algunas(la administración ha tardado en hacer su trabajo). Lo que nadie explica es que el dinero recaudado se invertía solamente en la ciudad, nunca ha revertido en servicios de quien pagaba, y eso que la Ley es clara, un porcentaje debe de invertirse obligatoriamente en el lugar de donde se cobra. Se paga basura como si hubiera servicio, hay que recorrer en la mayoría de los casos más de un kilómetro, vamos como que pagas para nada. Sobre hipotecas no es una situación solo de los pisos de córdoba, aquí todo vecino se hizo su casa con una hipoteca, que estan pagando al igual que todo trabajador que en estos momentos tiene trabajo, los que lo han perdido, muchos, creánme, también estan perdiendo sus viviendas, lo más gracioso es que además de los impuestos que han pagado cualquier cordobés del centro han pagado una “multa”, si una multa que en los años 90 suponía la friolera cantidad de cinco o seis millones de pesetas, es decir lo que valía un pisito de córdoba, incluido todos los impuestos habidos y por haber, mucho más que cualquier “legal” y eso es lo que hacía mirar a las autoridades para otro lado, dinero que dilapidaron sin escrúpulos, dinero que debería servir para arreglar la situación urbanística, si se suma el dinero cobrado por multas, seguro que sobraría para urbanizar todas las parcelas, seguro, pero en cambio sirvió para esas fuentes, plazas, calles, acerados de los que fueron presumiendo a costa de los “ilegales”, se olvidan fácilmente las cosas. Nadie le pide a la ciudad que pague nada, se le pide comprensión, a un asesino cuando cumple su condena nadie lo mete en la carcel de nuevo, y buscar un techo no es un crimen comparable, creo. Se pide que no se exija por Ley igual que si fuéramos a hacer una calle cruz conde, lo que se quiere es una legalidad adecuada con calles asfaltadas semirrústicas, pero con servicios, sin farolas cada 10 metros, con luz agua, saneamientos, por los que pagamos y no tenemos. Solo comprensión y lo pagamos todo sin costo para la Ciudad, integrarnos, integrarnos como lo hizo en su día otros barrios mucho más nuevos de la misma forma. Recuerdo a los que se dignen a leer estas cansadas líneas, que en brillante existe la misma situación y nadie ha dicho ni pio al respecto, de hecho allí se ha dado luz en algunos casos…, en cambio a personas con necesidades especiales por humanidad (respirador) se les ha negado, los pobres no conocen a nadie que los “enchufe”.

El pantano de Iznájar cumple 45 años



CÓRDOBA / LO INAUGURÓ FRANCO EN JUNIO DE 1969


Día 16/06/2014 - 19.23h

Su construcción duró 10 años y las indemnizaciones por casas anegadas llegaron a 350 millones de pesetas


Pulse para ver el video
Pulse para ver el video
ABC Tv
V. MERINO/ VIDEO: YOUTUBE


Desde su quietud y su condición de encrucijada de tres provincias (Córdoba, Granada y Málaga), el pantano de Iznájar es el «Lago de Andalucía» y está de cumpleaños: 45 años desde que Franco lo inaugurara allá por el 16 de junio de 1969 (otras fuentes apuntan al 6 de junio).
Al menos así quedó registrado en el NO-DO un 16 de junio de 1969El embalse más grande de Andalucía, con 981,1 hectómetros cúbicos, goza de buena salud. En cifras generales, la presa tiene 122 metros de altura sobre los cimientos, y su longitud de coronación es de 420 metros. Consta de siete desagües de fondo y ocho aliviaderos en superficie, cerrados por compuertas.
En su construcción, que duró una década, se emplearon 1,4 millones de metros cúbicos de hormigón. La cantera estaba en el cercano cerro de La Camorra. No sólo se batió el registro de obras de este tipo en España. Además, dadas las altas temperaturas, hubo que refrigerar los bloques de hormigón mediante tubos internos de agua helada.
Al mismo tiempo, las precipitaciones de primavera aconsejaron embalsar las aguas antes de que estuvieran terminados los viaductos (el del Genil y el del Arroyo de Priego). Esto creó un problema deaislamiento por carretera en Iznájar. El embalse había inundado la comarcal 334, que unía Lucena y Loja, pasando por Iznájar y Rute.
Los vecinos afrontaron la nueva situación entre la resignación y la sorna. De la noche a la mañana sustituyeron los coches y las carretas por lanchas y pontonesSe calcula que se transportaron 9.000 vehículos y se realizaron 10.000 viajes. En uno de ellos llegó a nacer un bebé en el centro del embalse. Varias cortijadas quedaron inundadas. Una de ellas, en la que nació el que fuera presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla.
Los alrededores de Iznájar cambiaron el amplio paisaje de sus olivares y huertas por una especie de pequeño mar. La localidad, coronada por el castillo medieval, quedó convertida en una isla que parece emerger de las aguas.
Su enclave hizo que se le llamara «el pantano bético por excelencia».Un estribo de la presa descansa en la provincia de Córdoba (en Rute) y el otro en la de Málaga (en Cuevas de San Marcos)En medio, la expansión del Genil alcanzó las localidades granadinas deLoja y Algarinejo, además de la propia Iznájar.
Éste fue precisamente el municipio que quedó en pleno centro del lago, dándole nombre. A su alrededor, 3.000 hectáreas de terreno fueron inundadasA las familias que tuvieron que marcharse se les pagó 350 millones de pesetas de entonces.
Aun así, el Ministerio de Obras Públicas no dudaba de la rentabilidad del proyecto. En sus previsiones, estimó que el valor de la riqueza agrícola e industrial, generada en virtud del agua regulada, triplicaba el coste de la obra.
La central más grande
Del terreno inundado, sólo 200 hectáreas eran de regadío. En cambio, la zona regable creada ascendía a 65.000. Y más allá de la rentabilidad económico-agrícola, había nacido la central hidroeléctrica más importante de Andalucía, con 100 millones de kilowatios hora anuales.
Con el pantano se quería responder a otras necesidades. Por un lado, evitar las inundaciones del río Genil. Por otro lado, ya se vislumbraban las rutas que abría al turismo este lago artificial de 100 kilómetros de costa.

miércoles, 18 de junio de 2014

El IBI de algunos terrenos será cien veces más bajo tras el fallo del Supremo


Luis Díaz Ambrona es el abogado que ha llevado el caso del IBI. / HOY
  • «El impuesto de algunos solares se come el valor real del solar en solo cinco años», afirma el abogado que ha ganado el caso en el TS


  • 4
  • 122
  • 13
La sentencia del Tribunal Supremo que determina que el Ayuntamiento de Badajoz no puede aplicar el IBI urbano a terrenos no urbanizados aunque tengan la categoría de urbanizables es de aplicación en toda España, según el abogado Luis Díaz Ambrona, que ha defendido el caso.
«Lo normal es que los ayuntamientos retiren de oficio los recibos que están realizados según el criterio anterior», explica el abogado. Si no lo hacen, la recomendación que da Díaz Ambrona es que no se pague y se reclame, puesto que la sentencia es aplicable desde el momento en que se dicta. En los próximos días será publicada en el BOE.
Este letrado cree que recuperar pagos anteriores es más complicado y quien lo pretenda deberá interponer demandas judiciales.
Hay que tener en cuenta que existen diferencias importantes entre lo que se paga si a un terreno se le aplica el calificativo de urbano, y se le gira el IBI como tal, o rústico. El cambio puede ser de cien a uno. Es decir un terreno que pagara mil euros de IBI ahora puede pagar diez y uno que pagara 10.000 puede pasar a pagar cien.
El impacto económico para algunos ayuntamientos puede ser brutal. Según explica Díaz Ambrona, hay ayuntamientos, entre ellos muchos costeros, que tienen en su plan general una amplísima zona de expansión, de solares urbanizables. Esa calificación, que en los tiempos del boom urbanístico favorecía a los propietarios de terrenos, que veían así como subían los precios, ahora les perjudica. Esos terrenos ya no se venden, porque no se construye nada y, sin embargo, se les está aplicando un IBI como si fueran urbanos. Pero su precio se ha desplomado.
«Yo he hablado con propietarios que dicen que la cuota del IBIde cinco años les come el precio del terreno completo, porque no tiene ningún aprovechamiento. Y el parón urbanístico significa que no lo van a poder vender», explica el abogado.
Desplome tras el boom
Díaz Ambrona entiende que la sentencia del Supremo es lógica porque, tal como recuerda el propio TS, un impuesto no puede gravar una riqueza que no existe. «Eso es inconstitucional y confiscatorio». El letrado apunta que en la época del boom inmobiliario muchos municipios declararon urbanizable grandes zonas rústicas. Fue el caso de Badajoz, que planificó una ciudad para 300.000 habitantes, el doble de población que tiene hoy.
La declaración de solares como urbanizables suponía un aumento inmediato de impuestos, además de los ingresos que se obtenían en cuanto se construía en ellos. Era un momento de expansión en el que también los propietarios deseaban que sus solares fuesen urbanizables porque eso multiplicaba su valor de manera espectular. Ahora, sin embargo, esos terrenos no tienen salida y el IBIque se les aplica no se corresponde con el valor de mercado que tienen.
En opinión de Díaz Ambrona, la sentencia del Supremo viene a ajustar el IBI al valor real de los terrenos, y aunque suponga una pérdida económica para los ayuntamientos, es de sentido común.