Páginas vistas en total

jueves, 24 de mayo de 2012

Un plan de zonas inundables, escollo en la tramitación final del nuevo PGOU



Es previo al visto bueno final del Plan; cuesta 30.000 euros y estará listo a final de año

Día 24/05/2012 - 09.51h
La revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Puente Genil se está convirtiendo en una novela por fascículos a tenor de la lentitud con la que avanza desde que en octubre de 2006 se presentara el primer avance, y hace ya dos años se aprobara la fase inicial.
En esta ocasión, la concejala de Urbanismo, Ana Carrillo (PSOE), adelanta una nueva entrega. Según atestiguó ayer, el documento urbanístico se encuentra «en periodo de que terminen las alegaciones y necesitamos además el plan de inundabilidad».
La idea es, según la edil socialista,incluir su coste de elaboración en el presupuesto municipal de 2012 y «después —agregó— pasaremos a la revisión del PGOUpara su aprobación definitiva». Para ello tendrá que liberarse una partida aproximada a los 30.000 euros en el presente ejercicio. Ésa es la intención del gobierno municipal. La redacción del plan de inundabilidad (que detectará las zonas sensibles al riesgo de inundación y con edificaciones) les llevará entre dos y tres meses, por lo que el PSOE entiende que podría estar listo para final de este año, y a partir de ahí, el PGOU se llevaría al Pleno.
Este Plan General viene a sustituir al que lleva vigente desde 1991. Prevé, entre otros planteamientos urbanísticos, el trazado de la futura autovía A-318 y la línea AVE como ejes básicos del nuevo ordenamiento. El Plan establece una planificación del crecimiento de Puente Genil para los próximos diez años.
De un lado, contempla la construcción de tres puentes sobre el río Genil, el más urgente en su ejecución sería el de la Cuesta del Molino; el segundo en la isla del Obispo, conectaría con la zona próxima a la piscina cubierta y el tercer puente se dibuja sobre la ampliación de San Luis, en paralelo al actual puente de hierro del ferrocarril.
Las principales bolsas residenciales que el PGOU en trámite proyecta están en relación a las limitaciones marcadas por el Plan de Ordenación del Territorio Andaluz (POTA), que en el caso de Puente Genil, supone la construcción de 3.500 viviendas, situadas junto al polígono de las Flores, en la zona de las actuales naves de la Expo, y en el barrio de Miragenil. El desarrollo industrial, por otro lado, se plantea en el entorno de la estación y línea del AVE, con la ampliación del polígono San Pancracio y la zona logística de Campo Real. En materia medioambiental, el PGOU recoge una tasa de 31 metros cuadrados por habitante de espacios libres (creciendo en 21 metros por persona).

No hay comentarios: