Páginas vistas en total

viernes, 13 de enero de 2012

AL FINAL LOS YUNTAMIENTOS SERÁN LOS QUE DÉN SOLUCIÓN AL PROBLEMA

Griñán advierte de que la Junta no puede regularizar viviendas "sin que los que las hicieron asuman costos"

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha afirmado, tras la decepción mostrada por propietarios de viviendas ilegales ante el decreto de regularización de las edificaciones construidas en suelo no urbanizable aprobado por el Consejo de Gobierno, que el Ejecutivo andaluz no puede normalizar la situación de estas casas "sin que los que las hicieron asuman los costos que ahora tendrá que soportar cada una de ellas en cuanto a servicios públicos".
El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha afirmado, tras la decepción mostrada por propietarios de viviendas ilegales ante el decreto de regularización de las edificaciones construidas en suelo no urbanizable aprobado por el Consejo de Gobierno, que el Ejecutivo andaluz no puede normalizar la situación de estas casas "sin que los que las hicieron asuman los costos que ahora tendrá que soportar cada una de ellas en cuanto a servicios públicos".
"Eso ya se esperaba porque si no fuera así, todo el mundo se dedicaría a hacer viviendas ilegales", ha declarado este miércoles el jefe del Ejecutivo andaluz en una rueda de prensa celebrada en Málaga en la que ha anunciado la convocatoria de elecciones autonómicas para el próximo 25 de marzo.
Griñán ha valorado el decreto, aprobado este martes, que regula la situación de las edificaciones construidas en suelo no urbanizable en la Comunidad, buena parte de ellas en la comarca malagueña de la Axarquía, ya que establece vías para la legalización o reconocimiento cuando sea posible, en el marco de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) y en función de circunstancias particulares.
Más aún, ha indicado que "hemos puesto en disposición a los ayuntamientos para que terminen definitivamente la regularización", destacando "algo importante", que es que un 10 por ciento de esas viviendas en ningún caso se podrá regularizar al estar en terrenos que implican "un riesgo medioambiental o físico". "INÉDITO,
Pero necesario"
A juicio de Griñán, "hemos hecho algo que es inédito, pero que necesariamente debíamos hacer", porque se estaba ante una situación de "limbo jurídico", como lo definió la consejera de Obras Públicas y Vivienda, Josefina Cruz.
"Hay actuaciones irregulares que han prescrito y viviendas y hasta urbanizaciones cuya situación jurídica no les permite ni siquiera acometidas ni reformas y eso es un riesgo", ha apuntado el responsable del Gobierno andaluz.

No hay comentarios: